22 Ene 2016

Divorcio express en Tenerife

Divorcio express en Tenerife

Abogados divorcios express, divorcios contenciosos, separaciones, guarda y custodia, convenio regulador, pensión de alimentos, custodia compartida, pensión compensatoria, procesos de paternidad y filiación, modificación de medidas, y en general todo el Derecho de Familia.

Divorcio Express en Tenerife

Desde hace más de 60 años hemos asesorado a parejas que deseaban finalizar su situación sentimental, realizando un asesoramiento jurídico completo y personalizado para acabar con dicha situación familiar. En Alvarez Abogados Tenerife somos especialistas en procedimientos de divorcio express (conocido como divorcio de mutuo acuerdo), divorcios contenciosos, guarda y custodia, violencia de género, reclamación de pensión de alimentos y pensión compensatoria, modificación de medidas, liquidación de la sociedad de gananciales, redacción y negociación de convenio regulador y procesos de paternidad y filiación.

Desde 1954 somos expertos en Derecho de Familia, atendiendo todos los procesos y cuestiones que pudieran surgir en cada caso. El cliente cuando decide iniciar el procedimiento de divorcio o separación, necesita un trato cercano para paliar su situación e intentar darle la máxima tranquilidad durante todo el procedimiento a iniciar, nuestra experiencia nos avala.

Recomendaciones para el divorcio

Son muchos los aspectos a tener en cuenta a la hora de divorciarse. El más importante es contar con el asesoramiento de un abogado de familia o matrimonialista, comprometido con su profesión y consciente  de la importancia de los asuntos personales, emocionales, afectivos y familiares que se tratan en el divorcio.

Lo normal en cada divorcio, como cada matrimonio, es único, por eso mismo, cada divorcio tendrá sus propias circunstancias personales, familiares y económicas. Habrá procesos de divorcios sencillos en los que no hay hijos, ni liquidación de la sociedad conyugal y, además, serán de mutuo acuerdo. Otros divorcios serán menos sencillos, aunque siendo de mutuo acuerdo, existen hijos y tendrán que decidirse asuntos tan importantes como la guarda y custodia de los hijos y si ésta es compartida o no; el régimen de visitas, la pensión de alimentos y como contribuirán los padres a la misma; la atribución del uso y disfrute de la vivienda familiar; también debe hacerse la liquidación de la sociedad de gananciales, la cual dependerá del régimen económico matrimonial al que se hubiera acogido el matrimonio, etc.

Lo recomendable para los cónyuges y para los hijos es que el divorcio se realice de mutuo acuerdo, ya que las cuestiones anteriores de los hijos y de los bienes, se pueden decidir voluntariamente mediante el convenio regulador, conforme a como ellos mismos establezcan. En caso de que el procedimiento no sea divorcio de mutuo acuerdo, sino divorcio contencioso, sería más costoso no sólo desde el punto de vista económico, ya que cada cónyuge tendría que pagar su propio abogado y procurador, sino que sería también desde el punto de vista personal, familiar, emocional y psicológico ya que no serían los cónyuges los que decidirían voluntariamente mediante el convenio regulador, sino que decidiría el juez, mediante sentencia.

También le puede interesar:

Compartir en redes sociales: