26 Jun 2018

Liquidación de gananciales Tenerife

Liquidación de gananciales Tenerife

Liquidación de gananciales en Tenerife. Con la separación o el divorcio viene también la división de todo lo que hasta el momento compartía la pareja, incluidos los bienes. La repartición de los bienes depende del régimen económico que tuviera el matrimonio: bienes gananciales o separación de bienes. Nuestros abogados en Tenerife le darán las pautas.

¿Qué entendemos por sociedad legal de gananciales?

El Código Civil establece que mediante la sociedad de gananciales, se hacen comunes a los cónyuges las ganancias o beneficios obtenidos, por cualquiera de ellos y que en la disolución, estos se les atribuirán por mitad y a partes iguales. Dicha sociedad, puede comenzar en el momento de la celebración del matrimonio o posteriormente, cuando se pacten las capitulaciones matrimoniales. Debemos tener en cuenta, que no todos los bienes serán comunes, pues existen bienes que serán privativos de cada cónyuge.

Distinguir un bien privativo de un bien ganancial no es complicado a la hora de liquidar la sociedad. El problema real que podemos encontrar viene cuando no existe un acuerdo a la hora de liquidar la sociedad de gananciales.

¿Qué es la Liquidación de la Sociedad de Gananciales en un Divorcio?

La liquidación de gananciales, consiste en la realización de todas y cada una de las operaciones necesarias, atendiendo a los artículos correspondientes del Código Civil, a fin de acabar con el régimen económico matrimonial y llegando a la repartición equitativa de los bienes, ganancias y beneficios que tienen en común los cónyuges.

Régimen Económico Matrimonial

El régimen jurídico que rige en los matrimonios es la sociedad de gananciales. Estar casado en régimen de gananciales significa que todo lo comprado durante el matrimonio pertenece a ambos cónyuges, así como las deudas adquiridas. El único motivo por el que un bien pertenecería a una sola persona y no a la sociedad de gananciales es haberlo recibido por herencia o donación. Todos los bienes que tengan un carácter privativo de uno de los cónyuges, salvo pacto expreso es considerado ganancial, no pueden ser objeto de liquidación de gananciales.

El divorcio es uno de los motivos por los que la sociedad de gananciales se disuelve, pero no es el único:

  • Cuando se disuelva el matrimonio.
  • Cuando sea declarado nulo.
  • Cuando judicialmente se decrete la separación de los cónyuges.
  • Cuando los cónyuges convengan un régimen económico distinto en la forma prevenida en el Código Civil.

Tras dicha disolución, se procederá a la liquidación de la sociedad de gananciales, que puede ser de mutuo acuerdo o contenciosa.

Liquidación de la Sociedad de Gananciales y el Inventario de Bienes

El inventario de bienes hace referencia a todos los bienes que conforman el activo y las deudas y cargas del pasivo, y su valoración. Una vez tengamos el activo y el pasivo, lo primero que se debe hacer es abonar las deudas existentes. Una vez liquidadas las deudas, y siempre que proceda, se repartirá el activo de la pareja: cuentas bancarias, inmuebles, terrenos, etc.

Mediante el inventario se llegará al conocimiento de la totalidad de las partidas del activo y pasivo ganancial, de los bienes, derechos y relaciones patrimoniales que influyen en la determinación definitiva del remanente dividendo o el déficit.

Esta operación es esencial para que se puedan realizar los siguientes pasos de la liquidación de los gananciales, pues solamente cuando se tenga perfectamente determinado este patrimonio neto podremos acometer los siguientes pasos.

Liquidación de gananciales contenciosa

Para poder liquidar la sociedad, antes que nada se deberá disolver la misma. Esto puede llevarse a cabo por los cuatro motivos anteriormente citados y recogidos en el Código Civil. Antes de poder liquidar o diluir la sociedad de gananciales, debemos determinar qué bienes y qué posibles deudas, pueden componer la misma, el inventario, y su valoración.

¿Quién es el encargado de otorgar el valor de los bienes? Pues bien, si la pareja llega a un acuerdo, serán ellos mismos. De no haber acuerdo, se deberá acudir a los peritos, y por consiguiente a los tribunales.

Como se establece en el Código Civil, la sentencia firme con respecto a los bienes del matrimonio conllevará la disolución del régimen económico matrimonial y constituirá una modificación de la propiedad, es decir, lo que en un principio era propiedad del matrimonio, ahora es propiedad individual de cada cónyuge.

Liquidación de gananciales en la vivienda familiar

La vivienda familiar en la liquidación de gananciales generalmente conlleva a conflicto entre los cónyuges. Se debe tomar la decisión de quién podrá disfrutar la vivienda y quién deberá abandonarla.

En caso de divorcio contencioso, será el Juez el encargado de determinar sobre el uso y disfrute de la vivienda familiar, atendiendo a lo establecido en el Código Civil. El Juez determinará quién continúa viviendo en la vivienda, pero no se produce un cambio en la titularidad de la misma. La casa seguirá teniendo el mismo o los mismos propietarios que al inicio del matrimonio.

Sobre la liquidación de gananciales, debe tener siempre un correcto asesoramiento por abogados con amplia experiencia y formación, ya que de esa manera evitara futuras complicaciones y posibles problemas futuros. No dude, en Alvarez Abogados Tenerife le damos solución a sus problemas.

También le puede interesar:

Compartir en Redes Sociales:

Consultas Jurídicas y Cita Previa - Alvarez Abogados Tenerife