07 Feb 2019

Defensa Jurídica Seguros de Coche y Hogar

Defensa Jurídica Seguros de Coche y Hogar

Defensa Jurídica Seguros de Coche y Hogar. La Defensa Jurídica es una cláusula contenida en todas las pólizas de seguros de coche y hogar por la cual la compañía de seguros garantiza que defenderá jurídicamente los intereses de su asegurado nacidos con motivo de un percance. El caso que nos interesa es la aplicación de esta garantía cuando se sufre un accidente de tráfico o un siniestro en el hogar. La Defensa Jurídica se incluye como cobertura de un seguro de Coche o seguro del Hogar en la póliza de seguros.

¿Qué es la Defensa Jurídica en Tenerife? Defensa Jurídica Seguros de Coche y Hogar

Las pólizas de Defensa Jurídica tienen la finalidad de salvaguardar el interés del asegurado ante los problemas con los que se pueda enfrentar y que lesionen sus bienes o derechos por ello, las compañías de Defensa Jurídica se hacen cargo de los gastos que pueda tener su cliente a consecuencia de un procedimiento judicial, arbitral o administrativo.

Coberturas de las pólizas de Defensa Jurídica

Las coberturas que pueden incluir este tipo de seguros son amplias y variadas, y dependen de la aseguradora y del producto concreto a la hora de suscribirla. Sin embargo, por ley los seguros específicos de Defensa Jurídica garantizan como mínimo:

  • Libre elección de abogado y procurador: el asegurado tiene derecho a elegir su propio abogado y procurador. El proceso de designación está señalado en la propia póliza y la condición es que el profesional pueda ejercer la jurisdicción en el lugar donde se desarrolla el procedimiento cubierto.
  • Defensa independiente de la aseguradora: además, el texto también señala que el abogado o procurador puede resolver el litigio “sin depender de instrucciones del asegurador”.
  • Honorarios de los profesionales: la aseguradora abona los honorarios de los profesionales, pero en la póliza puede indicarse una cuantía máxima al respecto, a partir de la cual la diferencia será pagada por el propio asegurado.
  • Gastos urgentes: la compañía abona los honorarios derivados de las intervenciones de letrados y procuradores en los casos que tienen carácter de urgencia. Esta cuantía también puede tener límites.
  • Apelaciones, recursos y transacciones: la póliza establece cuándo es posible apelar, presentar un recurso o una transacción y debe reconocer el derecho del asegurado al reembolso de los gastos de los procesos efectuados en discrepancia con la entidad aseguradora cuando se obtenga un resultado más beneficioso.

Ámbitos de actuación de la póliza y garantías

Las garantías de la póliza de Defensa Jurídica dependen de la entidad aseguradora y del producto contratado. Debe conocer en todo momento la cobertura de su seguro. Las coberturas que se pueden contratar son:

  • Defensa civil y penal del asegurado, si no ha actuado de mala fe.
  • Reclamaciones de consumo por conflictos generados con los contratos de suministros y por la compraventa de bienes.
  • Gastos derivados de los procedimientos judiciales en los que esté inmerso el asegurado.
  • Demandas por obras realizadas en la vivienda o problemas en la comunidad de vecinos.
  • Libre elección del abogado y del procurador por parte del asegurado, siempre que estos profesionales puedan ejercer en el lugar donde se realiza el procedimiento. Es decir, puede contratar un abogado externo a la compañía de seguros y así tendrá las mejores garantías de neutralidad y profesionalidad.

¿Qué tipos de seguros de defensa jurídica existen?

Estas pólizas pueden incluirse en los seguros de empresa, autónomos, comunidades de vecinos e individuos de manera privada para salvaguardar los intereses de su familia. La tipología de coberturas en la defensa jurídica dependerá de quién lo contrate y del ámbito que quiere proteger:

  • Hogar y Comunidades: contempla los costes originados en este ámbito por la defensa legal del contratante y las reclamaciones por daños del inmueble e impagos de cuotas a la comunidad de vecinos.
  • Autónomos y empresas: para reclamar facturas impagadas y todas las cuestiones extrajudiciales a las que están expuestos en el desempeño de su actividad laboral.
  • Conductores: cubre los gastos generados de los procedimientos por la pérdida de carnet, la defensa del asegurado y la de los ocupantes, ante cualquier accidente.
  • Privado o familiar: defensa para todos los miembros de la familia, redacción de documentos de carácter legal y asesoramiento en caso de divorcio.

¿Por qué conviene cambiar de abogado para su Defensa Jurídica?

La Defensa Jurídica garantiza que la compañía defienda los intereses de la víctima en caso de percance. Pero nada más lejos de la realidad. La lectura que realmente interesa al afectado es que gracias a esta Defensa Jurídica podrá elegir libremente a un abogado de su confianza y después podrá reclamar el importe de su minuta a su compañía de seguros, hasta el límite establecido en la Póliza de Seguro.

Es decir, el afectado contrata los servicios de un abogado externo a la compañía, reclama su indemnización, cobra justo lo que le corresponde por Ley, paga los honorarios de su abogado y recupera ese importe por su compañía de seguros.

Un ejemplo es la cláusula de Defensa Jurídica, una garantía muy desconocida de las pólizas de seguros, que ofrece al asegurado la posibilidad de reclamar a su compañía de seguros el importe de la minuta del abogado que libremente designe.

También le puede interesar:

Si le parece interesante, compártalo:


Abogados Tenerife - Consultas Jurídicas y Cita Previa

Mejor abogado en España (Canarias) Derecho Penal 2020

Boletín Noticias Jurídicas


Acepta las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad.
Boletín Noticias Jurídicas