12 Jun 2018

¿Abogado del seguro o particular?

¿Abogado del seguro o particular?

¿Es mejor abogado del seguro o contratar abogado particular? En esta entrada trataremos de explicar los pros y los contras de contratar a un abogado privado para reclamar los daños y perjuicios causados en un accidente de tráfico frente a la opción de dejar dicha reclamación en manos de su propia compañía de seguros.

Abogados Especialistas en Accidentes de Tráfico

Lo más habitual es que el abogado de la compañía de seguros tenga una amplia experiencia en accidentes de tráfico, si decide contratar a un abogado particular es muy importante que se asegure de su especialización pues se trata de una materia en constante evolución y con muchos cambios de legislación recientes. Es decir que si opta por contratar a un abogado particular escoja a uno especializado en accidentes de tráfico.

Recuerde igualmente que aunque estemos hablando de Accidentes, un abogado particular o privado también puede gestionar las reclamaciones pertinentes por cualquier tipo de accidente haciendo uso de la defensa jurídica incluida en su póliza. Pudiendo salirle los honorarios del abogado gratis si su póliza del seguro incluye defensa jurídica.

¿Quién elige al abogado que va a defender sus intereses?

El abogado del seguro le será impuesto por su compañía, no podrá escogerlo. En cambio si decide contratar a un abogado particular o privado lógicamente podrá escoger el que más profesionalidad y confianza le haya transmitido. Dicha elección es la más importante pues del trabajo en equipo entre el cliente y el abogado dependerá el resultado final y que ambas partes salgan beneficiadas.

Si decide que el abogado del seguro lleve su reclamación ésta le saldrá totalmente gratuita gracias a la cobertura jurídica establecida en la póliza y todos los gastos estarán incluidos. Ahora bien, debe darse cuenta que el letrado que va a defender sus intereses cobra de la compañía de seguros, con lo que realmente su cliente no será usted sino la propia compañía de seguros y como consecuencia su interés en su procedimiento será un trámite más… Al fin y al cabo va a cobrar igual consiga la indemnización o no.

El trabajo del letrado de la compañía siempre será dirigido por la propia entidad aseguradora y el letrado no tendrá libertad de decisión como si tendría un abogado de libre elección. Esto que puede parecer ínfimo puede llevarle muchos problemas cuando los intereses de la compañía se desmarcan de los suyos.

Defensa Jurídica en Accidentes de Circulación

Si decide contratar a un abogado particular, éste le va cobrar a usted con lo que su cliente va ser usted mismo. Es importante saber, que en ocasiones los servicios del abogado particular pueden salir gratis al cliente, y en concreto en el ámbito de la responsabilidad civil derivada de accidentes de circulación.

En la mayoría de las pólizas de seguro se establece la cobertura por defensa jurídica, que permite a la víctima no culpable de un accidente elegir el abogado particular que quiera, y sus honorarios estarán cubiertos por esa defensa jurídica en todo o en parte dependiendo del importe de la misma.

Conflicto de intereses

Si se deja la reclamación en manos del abogado del seguro demasiadas veces existirá algún conflicto de intereses. A la hora de reclamar los daños materiales de su vehículo o la pérdida total del mismo el abogado de compañía no podrá defender sus intereses porqué debido a la aplicación de los Convenios CIDE, ASCIDE, CICOS será su propia compañía la que deberá indemnizarte por estos conceptos y lógicamente su abogado no irá en contra de los intereses de quién se hace cargo de sus honorarios.

Otro ejemplo de conflicto de intereses se da a la hora de valorar si presentar demanda o no ante una oferta extrajudicial de las lesiones por parte de la compañía contraria. Si acepta la oferta cursada extrajudicialmente su compañía saldrá beneficiada pues no tendrá que hacerse cargo de los honorarios de abogado y de procurador para acudir a la vía judicial, por lo tanto es probable que le animen a aceptarla argumentando que les parece una oferta justa. Si contrata a un abogado particular independiente de cualquier compañía se asegura que en ningún caso se encontrará en un conflicto de intereses.

¿Qué es mejor?

Tras años de experiencia en el sector podemos concluir que la mejor elección será contratar a un abogado particular solo cuando éste sea de su completa confianza, sea especialista en accidentes de tráfico o sea experto en reclamaciones a compañías aseguradoras y hayan acordado todo lo relativo a su gestión antes de empezar a trabajar. En la mayoría de los casos el cliente sale beneficiado al contratar a un abogado particular.

A la hora de requerir los servicios de un abogado, muchas personas dudan sobre cuál va a ser mejor para la defensa de sus intereses. A menudo piensan que son caros, y en la mayoría de los casos tienen un problema legal que puede tener importantes consecuencias para su vida, por lo que es muy importante saber y decidir bien a quien contratar. El abogado particular es un profesional independiente, a menudo integrado en un despacho o asesoría jurídica, con unos conocimientos exhaustivos de una o varias materias jurídicas.

Mejores Abogados en Accidentes en Tenerife

Ni todos los abogados particulares son caros, ni todos sirven para defender cualquier caso. En ocasiones, la entidad del asunto a encomendar al abogado requiere no solo de conocimientos específicos, sino también de una experiencia en la materia que será, entre otras cosas, lo que dé confianza al cliente a la hora de contratar. La dedicación y la experiencia son un plus que debe tenerse en cuenta a la hora de valorar a qué abogado se contrata.

También le puede interesar:

Compartir en Redes Sociales:

Consultas Jurídicas y Cita Previa - Alvarez Abogados Tenerife