22 May 2017

Delito de Hurto

Delito de Hurto

El concepto legal de hurto, así como de su propia regulación en el Código Penal, se concreta en aquel delito básico contra la propiedad que comete el que, con ánimo de lucro, tomare las cosas muebles ajenas sin la voluntad de su dueño por importe superior de 400 euros –pues si ésta es inferior, se tratará de un delito leve de hurto-, también denominado hurto de cosa ajena o hurto común.

Delito contra la propiedad

Respecto al bien jurídico protegido en el delito de hurto la doctrina, ha mantenido una importante polémica. Las dos posiciones fundamentales consisten en entender que el bien jurídico protegido es la propiedad, o por el contrario, otros han sostenido que será objeto de protección la posesión. Junto a estas, existe una tercera posición que defiende que el bien jurídico protegido es el patrimonio.

La regulación del delito de hurto se encuentra contenida en el artículo 234 el cual dispone el que, con ánimo de lucro, tomare las cosas muebles ajenas sin la voluntad de su dueño será castigado, como reo de hurto, con la pena de prisión de seis a dieciocho meses si la cuantía de lo sustraído excede de 400 euros.

Delito de hurto

La acción en el hurto viene definida por el verbo tomar; Acción esta que deberá recaer sobre el objeto del delito: las cosas muebles ajenas. El verbo tomar recibe implícitamente de la ley una delimitación negativa, toda vez deberá realizarse sin violencia o intimidación en las personas ni fuerza en las cosas, ya que de concurrir alguna de estas circunstancias el hecho integraría un delito de robo. Para calificar la fuerza habrá que estarse a lo dispuesto a la enumeración cerrada que hace el Código Penal, referente al robo. Implica la acción, un desplazamiento físico de la cosa realizado mediante un comportamiento activo del sujeto para incorporarla a su patrimonio, por lo que deben quedar excluidas aquellas conductas puramente omisivas, y las de comisión por omisión.

Ahora bien, no es necesario que el autor coja por sí mismo la cosa, sino que el desplazamiento puede realizarse mediante la utilización de un instrumento, bien sea una persona, un aparato mecánico, un animal, un procedimiento químico, etc.

El delito de hurto exige que el desplazamiento físico de la cosa sea realizado por el autor, requisito que separa este delito del delito de estafa, en el que el desplazamiento es realizado por el propio engañado; y, de la apropiación indebida en la que no hay desplazamiento, pues la cosa ya se encuentra en poder del autor de dicho delito.

También le puede interesar:

Compartir en redes sociales: