11 Abr 2017

Accidente con coche a la fuga o desconocido

Accidente con coche a la fuga o desconocido

No debería pasar, pero pasa. De por sí un accidente en coche es un disgusto, y a veces hasta una desgracia. Y si el vehículo que lo provoca no está asegurado o se da a la fuga, también puede convertirse en un quebradero de cabeza. ¿Qué hacer en estos casos? ¿Tenemos derecho a una indemnización? Depende de las circunstancias.

Accidente de coche sin seguro

En algunas ocasiones puede suceder que, ya sea por miedo, acto reflejo o desconocimiento, el causante de un accidente de tráfico se dé a la fuga sin socorrer a los perjudicados. En los casos en que no es posible identificar al conductor responsable, el Consorcio de Compensación de Seguros es el que se hace cargo de cubrir la indemnización del conductor lesionado. Ahora bien, es preciso indicar que esta entidad pública adscrita al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, a través de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, tan sólo cubrirá las lesiones personales propiamente dichas por lo que, los desperfectos materiales que haya sufrido el propio vehículo serán cubiertos por su propietario o compañía aseguradora según el tipo de póliza contratada.

El CCS tiene la función de completar los seguros privados y compensar a sus clientes en los mismos términos en los que lo haría su compañía. Es, además, la entidad responsable de indemnizar en caso de situaciones excepcionales, como catástrofes naturales (inundaciones, terremotos, maremotos, tormentas, entre otras), actos de terrorismo, rebelión, sedición, motín y tumulto popular, o actuaciones de las fuerzas armadas en tiempos de paz.

Accidente con vehículo que se da a la fuga

Todo accidente, aunque no tenga consecuencias graves, nos deja asustados. “Pero si se da la desgracia que el otro coche se da a la fuga, hay que intentar recoger los datos posibles: matrícula, modelo, color del vehículo… todo lo que pueda ayudar a localizarlo para después reclamar”. “Es mejor quedarse en el lugar de los hechos y llamar a la Policía para que vea las marcas, los restos que puedan quedar en el suelo. En última instancia también hay que recopilar los datos de eventuales testigos para que confirmen lo ocurrido”.

Reclamar las lesiones sufridas

Así, si es posible identificar al responsable, podemos consultar el correspondiente Fichero Informativo de Vehículos Asegurados para conocer la compañía aseguradora del mismo y reclamar por las lesiones sufridas. No obstante, puede ocurrir que, tras la consulta, el vehículo identificado no tenga seguro, en cuyo caso, es el CCS quien suplirá esa falta de cobertura indemnizando al lesionado no sólo por los daños personales sino también, por los materiales.

Para reclamar ante el CCS, es recomendable hacerlo a través de un Abogado experto en Accidentes de Tráfico y Seguros. “El consorcio es muy exigente con la documentación”. El tiempo que transcurre antes de recibir la indemnización varía.

También le puede interesar:

Compartir en redes sociales: