18 May 2017

Delitos contra la seguridad vial

Delitos contra la seguridad vial

Con terminología variada (delitos contra el tránsito, contra el tráfico, contra la seguridad vial…) se conocen las conductas delictivas originadas en y en torno a la conducción de vehículos a motor. Conozcamos los delitos contra la Seguridad Vial.

Delitos contra la Seguridad del Tráfico

La nueva redacción del Código Penal sustituyó la denominación de Delitos contra la Seguridad del Tráfico, por la actual de Delitos contra la Seguridad Vial. Sin embargo, en su acepción más pura, la expresión delitos contra la seguridad del tráfico tiene un significado más amplio pues además de los delitos contra la seguridad vial, incluye otras conductas delictivas que giran en torno al mundo de la circulación rodada y que no se hallan reducidas a los delitos contenidos en el mencionado Código Penal.

Nos referimos también, a otras normas penales dispersas por el Código Penal que se relacionan con el tráfico en el sentido lato del término, aunque conectados, exclusivamente, al tráfico rodado, esto es, el que examina los comportamientos de automovilistas, motoristas y peatones respecto a la circulación.

Infracciones graves

La necesidad de establecer una protección penal de las infracciones más graves conectadas al tráfico rodado, es algo que resulta de toda evidencia ante los graves efectos personales y económicos que supone la siniestralidad vial y otras conductas ligadas al fenómeno de la circulación de vehículos a motor.

Las cifras de accidentes mortales o con lesiones graves, unidos al consumo de drogas o a la ingesta de bebidas alcohólicas, son pavorosas. Actualmente uno de cada tres conductores muertos en un siniestro del tráfico vial, había ingerido alcohol poco antes. Y en cuanto a los accidentes ligados al exceso o velocidad inadecuada, tampoco hay duda sobre su correlación entre infracción de las normas limitadoras de velocidad y accidente grave.

Por último, el robo de vehículos de motor, es uno de los capítulos permanentes de la delincuencia contra la propiedad. Y otras conductas ligadas a este mundo, como la falsificación de matrículas o la exportación ilegal de vehículos de alta gama, hacen referencia a la delincuencia organizada, cuya incidencia en la seguridad ciudadana, es bien conocida.

Seguridad Vial

La seguridad de la circulación vial o del tráfico, en cuanto al derecho de todos los usuarios de la vía, -automovilistas, motoristas y peatones- a transitar con tranquilidad por ella, constituye el bien jurídico que protegen los delitos contra la seguridad del tráfico en materia de seguridad vial.

Pero junto a ello, estos delitos, tutelan también otros bienes jurídicos, como: la vida y la integridad física de las personas que pudieran verse afectadas por el resultado del tráfico rodado. La propiedad ajena, con relación al robo o uso ilegítimo de vehículos a motor, la confianza en el tráfico económico, respecto a la falsificación de placas de matrícula o la solidaridad humana, en la omisión de socorro, entre otros, son bienes jurídicos afectados igualmente por este tipo de conductas delictivas.

También le puede interesar:

Compartir en redes sociales: