04 Ene 2017

Afectados por prótesis defectuosas en Canarias

Afectados por prótesis defectuosas en Canarias

Las caderas defectuosas fabricadas por la compañía Johnson & Johnson y su filial DePuy de los modelos totalmente de metal (ASR AXR) provocan dolores intensos, altos niveles de cromo y cobalto en sangre, ruidos, luxaciones e infecciones. Son tantas las complicaciones que la compañía las retiró del mercado, y son muchos los portadores que han tenido que cambiarlas. En Canarias se han presentado 40 demandas y se estima que existen más de 600 afectados en el archipiélago canario.

Prótesis defectuosas en Canarias

Estaba sentado en su casa, se levantó y notó que algo se rompía en su cadera. Al principio no supo con exactitud qué ocurría, pero empezó a sentirse cada vez peor y tuvo que usar muletas. Después de peregrinar por distintos médicos y de tener diagnósticos contradictorios, Javier supo la verdad: la prótesis que le habían colocado en 2006 era defectuosa. Formaba parte de un lote de prótesis implantadas a más de 93.000 personas en todo el mundo y en 70 centros hospitalarios de España. El error se conocía desde hacía años, pero nadie le había informado.

Javier lo pasó muy mal durante los más de tres años que tuvo que esperar a que le sustituyeran la prótesis de cadera. “No podía ni coger a la niña; intentas seguir haciendo tu vida pero algo así te cambia toda la vida, no es algo que te afecte solo físicamente, sino psicológicamente”, recuerda. Tanto los usuarios como el representante legal, que ha llevado ya varios casos similares, se quejan del enorme retraso de la sanidad española, que, consideran, no ha asumido este problema con responsabilidad, es decir, informando y revisando todas las cirugías, tal como ha ocurrido en Estados Unidos y Australia desde 2009, cuando salió a la luz este problema. En Canarias y en la mayoría de las comunidades autónomas, no se ha dado información al respecto y muchos de los potenciales afectados lo desconocen.

Prótesis

La industria, en la búsqueda de un material más moderno, duradero y adecuado para los implantes ha acumulado éxitos, pero también fracasos. Existen distintas combinaciones para fabricar una prótesis: metal con metal, metal contra cerámica o solo polietileno (plástico). “La primera de las combinaciones no ha cumplido todas las expectativas. Su durabilidad aumentaba el rango de 15 a 20 años, pero la fricción entre las dos partes de la prótesis que emulan una osamenta puede provocar, en los prototipos defectuosos, la liberación de partículas cancerígenas que se evidencian en niveles altísimos de cromo y cobalto en sangre”.

El paciente empieza a notar dolores en la zona, cansancio o problemas en la piel cuando la prótesis cumple la mitad de su supuesta vida material. A pesar de que desde 2010 las autoridades sanitarias europeas empezaron a interesarse por el número de personas que se encontraban en esta situación, en España y en Canarias la situación ha sido bien distinta. No se ha informado a los usuarios y aún no existe una alerta sanitaria sobre estas y otras prótesis defectuosas. Las prótesis deficientes detectadas inicialmente pertenecían a una filial de J&J, además otras empresas como Traiber, BHR Smith and Nerphew o Biomet llevan lacras de la misma índole en su historial.

Consejería Sanidad del Gobierno de Canarias “sigue sin informar”

Javier, presentó a principios del año pasado un escrito en el Servicio Canario de Salud demandando que la Administración informara a los posibles afectados de su situación.

“No han hecho nada”, lamentó ayer. La argumentación médica en los tribunales es que “aunque el lote es defectuoso, no se desencadenan problemas en todos los pacientes”. Esta explicación “es una excusa inconsistente, más cuando se encuentra detrás un organismo público”.

Además, el caso de Canarias es más dramático si cabe, porque muchas de las personas afectadas apenas tienen recursos y tienen muchas dificultades para hacer una vida normal en una vivienda que no es accesible.

Se estima que las indemnizaciones a las que tienen derecho los damnificados oscilan entre los 280.000 y los 900.000 y servirían para resarcir algo el daño sufrido. “Al menos ahora puede haber justicia para los miles de afectados que han sufrido en muchos casos daños irreversibles”.

Metales en la sangre

Se acumulan metales como el cobalto y el cromo en la sangre del paciente afectado por el exceso de fricción en la prótesis defectuosa implantada en su cadera, lo que deriva generalmente en problemas de carácter renal, hepáticos, cutáneos… Así resumía el doctor Víctor Zurriaga los padecimientos de quienes tuvieron la mala fortuna de recibir estos productos en mal estado de la firma Johnson and Johnson en el informe incluido en una sentencia del Juzgado de Primera Instancia Número 3 del Puerto de la Cruz que reconoció al tinerfeño Juan Zerpa su derecho a ser indemnizado con 363.048 euros por esta causa, en decisión judicial fechada a mediados del año pasado y referente procesal para este tipo de casos en el Archipiélago.

Fue entre julio de 2003 y agosto de 2010 cuando la empresa DePuy, una filial de Johnson&Johnson, distribuyó un modelo de prótesis de cadera defectuosa en 70 centros sanitarios públicos y privados españoles. La prótesis, comercializada como ASR, fue vendida en doce de las diecisiete comunidades autónomas, incluida Canarias.

Abogados en Tenerife: Derecho Sanitario

Alvarez Abogados Tenerife apuesta por una relación directa y personal con sus clientes para ofrecer un servicio eficaz y de calidad. Nuestro principal objetivo es poner nuestros servicios jurídicos a disposición de los afectados por prótesis de cadera y rodilla defectuosas sea de la marca Traiber, Johnson and Johnson, Depuy, BHR Smith and Nephew o de otras marcas. Contacte con nuestros abogados, realice su consulta jurídica online o solicite cita previa.

Fuente: El Día y Diario de Avisos

También le puede interesar:

Compartir en redes sociales:

Consultas jurídicas y cita previa