07 Nov 2016

Coberturas curiosas en seguro de coche

Coberturas curiosas en seguro de coche

El seguro del coche es uno de los documentos obligatorios que uno debe contratar cuando uno posee un vehículo, ya sea a terceros o a todo riesgo. Sabemos que podemos contratar diversas opciones según la cobertura que deseemos y el precio que estamos dispuestos a pagar. Pero los contratos tienen letra pequeña, que no siempre nos leemos para saber lo que nos garantiza, ni tampoco prestamos interés por las opciones que la aseguradora nos ofrece y, a veces, por extrañas que parezcan, nos pueden sacar de un buen lío o ahorrarnos unos buenos euros.

Coberturas curiosas en su seguro de coche

Repasamos las coberturas que no sabía que podrían cubrir los seguros (la mayoría de las veces pagando aparte, claro).

Ayuda nocturna

Es un servicio por el que la aseguradora se encarga de llevar hasta casa a la persona y al coche en caso de que haya bebido y no esté en condiciones de manejar su propio vehículo. Lo ofrecen varias compañías, y Línea Directa, por ejemplo, lo acota a menores de 26 años, hasta las 7 de la mañana y para un recorrido máximo de 24 kilómetros desde el punto de recogida hasta la casa.

Limpieza del interior por traslado de heridos

Hay veces en que el vehículo propio es la manera más rápida de trasladar a una persona a un centro sanitario en lugar de esperar hasta que llegue la ambulancia. Y en este traslado se puede ensuciar el interior. La aseguradora se podría hacer cargo de esta limpieza, así como de los desperfectos que se hayan podido ocasionar.

Asistencia para embarazadas

Entre la asistencia en viaje que ofrecen las aseguradoras se incluye normalmente servicio de grúa, transporte hasta el hotel (y su correspondiente hospedaje), y el traslado del coche en grúa. Algunas compañías también cuentan con una asistencia en viaje para embarazadas, que podría asumir su desplazamiento hasta su casa o a un centro hospitalario en caso de sentirse indispuesta.

Envío de medicamentos

Si te encuentras de viaje y has agotado el medicamento que necesitas, o simplemente lo has olvidado, podrías solicitar al seguro que te lo envíe a donde te encuentres para así no dejar el tratamiento. Eso sí, se encargará de la gestión para hacértelo llegar, el coste lo tendrás que afrontar tú.

Atropello de un animal con daños en el vehículo

En caso de atropellar un animal de una explotación ganadera que se haya escapado de su redil, el responsable de los daños ocasionados en el automóvil será el dueño del animal. Sin embargo, si el atropello es de un animal salvaje, ya sea de un bosque o un coto de caza, el responsable será el propio conductor, salvo algunas excepciones. Las aseguradoras cuentan con coberturas especiales para estos casos.

Pérdida de la llave

No es una situación tan extraña la de dejarse las llaves dentro del coche o perderla y no encontrar la de repuesto. La aseguradora puede gestionar la realización de una nueva llave con la marca de tu coche y podría hacer que te la enviaran a casa. Eso sí, el coste del duplicado lo tiene que asumir la persona afectada.

Envío de combustible

Es habitual ver que la grúa del seguro socorre a un vehículo en caso de pinchazo o de fallo mecánico en mitad de una carretera. Lo que mucha gente no sabe es que muchas aseguradoras también podrían enviarte combustible en caso de agotar el depósito. Esto, en caso de que la Guardia Civil de Tráfico se entere podría conllevar multa de 200 euros por conducción negligente, aunque nunca conllevaría la pérdida de puntos.

Ayuda psicológica

En caso de haber sufrido un accidente y que este te haya producido algún tipo de trastorno, (ansiedad, miedo a conducir), la aseguradora se podría hacer cargo del tratamiento que pueda necesitar una persona.

Robo en un semáforo

Por norma general nos olvidamos de cerrar las puertas cuando todos los ocupantes estamos dentro y se inicia la marcha. Eso puede ser peligroso cuando paramos en un semáforo, puesto que el coche está abierto. No son pocas las veces que alguien te abre la puerta y se lleva lo que tengas en alguno de los asientos. En este caso, hay aseguradoras que también acarrean con el gasto de estas pertenencias. Y en caso de ser un bolso o un monedero con todas las tarjetas, también podría encargarse de darlas de baja.

Reclamación y gestión de multas de tráfico

En caso de infringir la normativa de circulación, no todos sabemos cómo actuar ni adónde reclamar. Las aseguradoras suelen realizar esa gestión de reclamación, aunque en caso de ser rechazada, el pago corresponderá al asegurado.

Retirada del carné

Si finalmente te quedas sin puntos, el seguro de tu coche puede gestionarte todo lo relativo al curso para la recuperación de puntos. Lo que no es tan conocido es que si el coche es tu medio de vida, en caso de ser taxista o transportista, por ejemplo, la aseguradora te podría dar algún tipo de ayuda económica mensual. Nunca será equiparable a los ingresos que tengas de forma habitual y la tienes que haber contratado en el momento de la firma del contrato, pero al menos es una ayuda.

Consorcio de compensación de seguros

Uno para poder circular con su vehículo debe contar con un seguro de coche, que es obligatorio, pero no todos los conductores lo consiguen fácilmente, como por ejemplo los jóvenes o personas que hayan tenido varios siniestros. En ese caso, pueden acudir al Consorcio de Compensación de Seguros, una entidad dependiente del Ministerio de Economía que tiene la obligación de asegurar a todos aquellos que puedan acreditar que han sido rechazados al menos por dos aseguradoras. Es decir: uno tiene que haber sido rechazado, no vale que el presupuesto que hayas conseguido lo consideres demasiado alto.

Fuente: Motor El País

También le puede interesar:

Compartir en redes sociales: