04 Sep 2015

Accidentes: Adiós al papel en los partes amistosos

Accidentes: Adiós al papel en los partes amistosos

En España, se producen anualmente dos millones de siniestros entre dos vehículos con daños materiales. El 90% de ellos se solucionan sin tener que recurrir a la vía judicial y la responsabilidad queda determinada en un periodo inferior a cinco días.

Para que esto sea así, los conductores implicados tienen que rellenar la Declaración Europea de Accidentes (DEA), conocida como parte amistoso, un documento proporcionado por las entidades aseguradoras y que debe ser remitido a ellas tras el suceso. Para reducir el tiempo de comunicación de los siniestros y facilitar el proceso a los implicados, las aseguradoras han lanzado al mercado una aplicación para dispositivos móviles, denominada Declaración iDEA, que permite presentar los partes de manera telemática.

El trámite “ya no va a depender de que la gente tenga o no un parte en la guantera o un bolígrafo que no pinta”, explican desde la Asociación Empresarial del Seguro, Unespa. A partir de ahora, solo será necesario que uno de los dos conductores cuente con un smartphone y que haya descargado la app, disponible desde marzo de manera gratuita en Google Play y App Store.

El objetivo es “poner a disposición de las aseguradoras una plataforma que, con un modelo único para todas las compañías, posibilite a los implicados en un siniestro introducir y acordar la información relativa al accidente”, explicó en la presentación realizada ayer en Madrid Óscar Bernal, responsable de Desarrollo de Negocio y Gestión de Servicio de Tecnologías de la Información y Redes para las Entidades Aseguradoras, Tirea, empresa que se ha encargado del desarrollo del proyecto.

Declaración iDEA está enfocada “específicamente” al mercado español y está preparada para que todas las compañías de seguros puedan hacer uso de ella. De hecho, el 99% de las compañías que aseguran en España ya están implicadas en el nuevo sistema electrónico. A nivel europeo, países como Francia y Holanda han desarrollado proyectos similares, pero, según Manuel Mascaraque, director del Área de Seguros Generales en Unespa, la aplicación española es más “avanzada”, ya que se trata de un “sistema integrado en los convenios de indemnización”.

Para la presentación del parte solo es necesario que uno de los implicados en el accidente rellene el documento en la aplicación de su móvil. Este tendrá que incluir el lugar y fecha del suceso, los datos de los autos implicados (matrícula, teléfono y entidad aseguradora), daños del vehículo (para lo que se marcará gráficamente la zona afectada) y circunstancias de la colisión. Este último apartado es uno de los más “farragosos” para completar en el formato papel debido a las 17 casillas que, en palabras de Bernal, “son complicadas de rellenar y, a veces, contradictorias”. La aplicación proporciona “una forma de navegar mucho más intuitiva para explicar las circunstancias de cada uno de los vehículos”, explicó.

Además, el conductor puede añadir, de manera voluntaria, otra información: fotografías de los coches, las pólizas o el lugar; realizar un croquis del accidente o indicar si ha participado un tercer vehículo.

Una vez cumplimentados, estos datos son remitidos al servidor de la plataforma, que envía, a su vez, un mensaje de texto al otro conductor implicado. Este SMS contiene un código único que deberá introducir con la matrícula del coche en la aplicación de su móvil o en la web pública www.declaracioniDEA.es para descargar el parte y proceder a su aceptación o rechazo. Si se muestra conforme con la declaración, la información de la colisión es remitida a las aseguradoras de ambos conductores. Por tanto, “cinco minutos después de tener el accidente, el parte ya podría estar dado de alta en los sistemas de cada una de las entidades”, concluyó Bernal.

Por otra parte, si el segundo implicado rechaza el parte, los datos serán enviados solo a la entidad de la persona que ha iniciado el trámite. Lo mismo ocurrirá si uno de los accidentados decide rellenar el documento en formato papel, como se hacía hasta ahora. En ese caso, su aseguradora lo recibirá de la forma tradicional.

Aunque la aplicación fue presentada ayer a los medios, los usuarios podían obtenerla desde marzo y, hasta ahora, se han tramitado entre 300 y 400 declaraciones a través de ella. “iDEA tiene 15,7 millones de usuarios potenciales –de acuerdo a la cifra de conductores con teléfono inteligente en España–, prácticamente la totalidad de la población conductora, por lo tanto, es de suponer que desde que se empiece a conocer esta posibilidad para declarar los siniestros de automóviles, el éxito y la sustitución paulatina del formato papel al formato electrónico va a ser una realidad en nuestra sociedad”, subrayó Mascaraque.

El desarrollo del proyecto, en el que participaron las entidades aseguradoras, comenzó en 2012 y, además de su adaptación telemática del DEA, incluye ciertas particularidades propias de los sucesos que transcurren en España.

En septiembre del año 2013, durante la reunión de Insurance Europe celebrada en Bruselas, se dio vía libre a que los países pudieran adaptar el parte europeo a las necesidades de cada Estado para los accidentes de tráfico nacionales. Bruselas recomendó, sin embargo, que para los accidentes transfronterizos, en los que hubiera coches de distintas nacionalidades implicados, se siguiera utilizando el DEA actual.

Fuente: Cinco Días

Compartir en redes sociales: