30 Nov 2015

¿Cómo saber si estoy en lista morosos y renegociar deudas?

¿Cómo saber si estoy en lista morosos y renegociar deudas?

¿Cómo saber si soy moroso? En España, la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y su Real Decreto de desarrollo establece que cuando los datos personales de una persona son cedidos y estos son incluidos en un registro de morosos, se debe comunicar de manera fiable al afectado, en un plazo máximo de 30 días tal inscripción, para que este pueda ejercer los derechos de información, rectificación y cancelación.

Lista de morosos y deudas

El problema en la práctica es que esa notificación a menudo no llega a los interesados y estos se enteran de su inclusión en alguno de los registros de morosos cuando solicitan un préstamo a una entidad bancaria o pretenden la compra de algún bien, financiando su adquisición.

Si se sospecha estar incluido en algún fichero de morosos o alguien le comunica que ha sido inscrito como moroso en alguno de estos registros debe dirigirse por escrito al responsable de dichos ficheros para ejercer el derecho de acceso, teniendo en cuenta que este derecho se debe ejercer de forma personal acompañando copia de su DNI, aunque también puede ejercerse a través de un representante legal.

El responsable del fichero de morosos al que ha ejercido su derecho, está obligado a responder en el plazo de un mes a contar desde la recepción de su solicitud y, remitir por correo la información a la dirección facilitada en los 10 días siguientes. En caso de no obtener respuesta en el citado plazo, puede solicitar la tutela de la Agencia Española de Protección de Datos para saber si es moroso.

Lo normal es que cuando una persona es incluida en un fichero de morosos es porque existe un crédito impagado. Sin embargo no es extraño y ocurre con más frecuencia de la deseada que por error se inscriba a una persona por una deuda que no es suya o que se mantenga a una persona en el fichero una vez que la deuda ya ha sido abonada.

Descubra cómo salir de un registro de morosos

La forma más efectiva de salir de estos ficheros de morosos es pagando el importe de la deuda inscrita. En aquellos supuestos en los que existiendo un crédito impagado el deudor tiene problemas de liquidez para hacer frente al impago lo más aconsejable es que intente alcanzar un acuerdo de pago con el acreedor.

A través de una buena gestión extrajudicial de la deuda se puede alcanzar un acuerdo de pago con el acreedor, negociando una quita o un fraccionamiento en el pago que nos permita hacer frente al crédito impagado en condiciones más beneficiosas. Persistir en el impago cuando la deuda es real puede acarrearnos problemas en el futuro, ya que la responsabilidad frente a este tipo de créditos morosos es universal, y responderemos de ella con nuestro patrimonio presente y futuro. Siempre que se pueda, lo aconsejable es saldar la deuda, y acreditado el pago, comunicarlo al fichero de morosos para que cancelen la inscripción.

Compartir en redes sociales: