15 Jun 2018

¿Qué es la Separación Matrimonial?

¿Qué es la Separación Matrimonial?

Cuando una pareja no funciona, los cónyuges pueden optar por la separación o el divorcio. Las dudas sobre los efectos concretos de la separación son muy frecuentes y es habitual confundir ambos términos. Le detallamos las diferencias entre separación y divorcio.

¿Qué es la Separación?

La separación es el cese de la vida matrimonial de una pareja. Supone la suspensión del matrimonio, pero no disuelve el vínculo matrimonial.  Es decir, las parejas separadas siguen siendo marido y mujer y no pueden contraer matrimonio con otra persona.

Hay dos tipos de separación: de hecho, que supone el fin a la convivencia de la pareja, sin pasar por un proceso judicial; o la separación legal, que implica el cese legal del matrimonio y que precisa de una demanda de separación y sentencia judicial. Ambos tipos, conllevan consecuencias legales, patrimoniales… pero, ninguno deshace el vínculo matrimonial. Solo el divorcio disuelve ese vínculo.

Al igual que ocurre con el divorcio, la separación puede ser solicitada por los dos miembros de la pareja o por uno de ellos.

Diferencia entre Separación y Divorcio

La principal diferencia entre la separación y el divorcio, es la ruptura del vínculo matrimonial. Una persona divorciada podrá volver a contraer matrimonio civil cuando quiera y con quien quiera. Como comentábamos anteriormente no es indispensable separarse para divorciarse. El único requisito legal para solicitar el divorcio es que hayan pasado tres meses desde la celebración del matrimonio.

El divorcio también supone la disolución del régimen económico matrimonial e impide que el cónyuge divorciado tenga derecho a la legítima, aunque sí puede dar derecho a una pensión compensatoria.

El proceso puede ser de común acuerdo o contencioso. El primero es más sencillo y rápido, solo hace falta un único abogado. En este caso, la demanda puede ser presentada por uno de los dos cónyuges o por ambos. Previamente han tenido que pactar un convenio regulador que será el que ratifiquen en presencia del juez con el fin de que éste dicte sentencia de conformidad, lo que hará siempre que el convenio regulador propuesto sea ajustado a derecho; es decir, no sea gravoso para los hijos o gravemente perjudicial para uno de los cónyuges.

De no haber acuerdo entre las partes, será el juez el que dicte sentencia, tras la celebración de una vista a la que habrán de acudir los cónyuges con sus respectivos abogados.

Separación con hijos

En caso de separación con hijos, lo fundamental es que el proceso afecte lo menos posible a los menores. La cuestión más controvertida en caso la separación de un matrimonio con hijos, es la guardia y custodia de los menores. Los progenitores deben llegar a un acuerdo, que el juez  escuchará y ratificará; de no haber acuerdo entre los padres, el juez es el que decidirá, tras la vista pertinente, sobre la adjudicación de la guardia y custodia de los hijos menores de edad. La tendencia actual en los juzgados y tribunales es la custodia compartida.

Una vez otorgada la custodia, queda por determinar la pensión alimenticia, que es obligatoria y la pensión compensatoria, que es opcional. La pensión de alimentos es la que cubre todos los gastos indispensables en la vida del niño: alimentación, vestuario, educación, atención sanitaria… Corresponde a los padres fijar su cuantía, periodicidad y forma de pago, pero de no haber acuerdo, lo decidirá un juez.

En cuanto a la compensatoria, se da si existe desequilibrio económico entre los cónyuges. El Tribunal Supremo sí ha fijado, mediante jurisprudencia, los criterios del desequilibrio. Se trata de que el beneficiario pueda alcanzar el grado de autonomía económica que habría obtenido, de no haberse quedado a cargo de la familia.

Formas de Separación

Separación de Hecho

En ocasiones uno de los integrantes de la pareja opta por la separación de hecho antes de presentar la demanda de divorcio o separación. Durante este periodo de tiempo proceden al cese de la convivencia y los cónyuges hacen vidas independientes. Se mantiene el régimen económico del matrimonio, por eso es recomendable tramitar la separación judicial para evitar problemas futuros.

 Separación Judicial

Es cuando se emprende un proceso judicial para poner fin a la pareja de forma legal. Se presenta una demanda de separación y la pareja queda separada mediante una sentencia judicial. A partir de ahí los cónyuges podrán disponer libremente de sí mismos y de sus bienes. La separación puede ser de mutuo acuerdo, si ambos cónyuges quieren la separación legal o contenciosa.

Trámites para una Separación

Los trámites ante una separación dependerán de si ésta es separación mutuo acuerdo o contenciosa. En el último caso el proceso será más largo y complejo, por eso es preferible que los cónyuges lleguen a un acuerdo amistoso.

Los pasos para la separación:

  1. Presentación de la demanda.
  2. Admisión a trámite de la demanda.
  3. Señalamiento (fecha para la ratificación).
  4. Sentencia de separación.

Si necesita un abogado con experiencia, quiere orientarse sobre cuánto cuesta una separación o busca más información sobre el proceso de divorcio, no dude en contactar mediante el servicio de Consultas Jurídicas y Cita Previa disponible en nuestra web, en Alvarez Abogados Tenerife, le atenderemos sin compromiso. Somos abogados especialistas en Derecho de Familia con más de 60 años de experiencia profesional en Tenerife.

También le puede interesar:

Compartir en Redes Sociales:

Consultas Jurídicas y Cita Previa - Alvarez Abogados Tenerife