03 May 2018

Morosidad en comunidad de propietarios en Tenerife

Morosidad en comunidad de propietarios en Tenerife

Impagos en Comunidad de Propietarios en Tenerife. Reclame las cuotas y derramas extraordinarias con nuestros abogados en Tenerife. La satisfacción de las cuotas correspondientes a la gestión de una comunidad de propietarios es esencial para poder acometer todos aquellos costes relativos al mantenimiento y limpieza de las zonas comunes, así como para hacer frente, de forma parcial o integral, a gastos extraordinarios que puedan surgir como consecuencia de cualquier imprevisto que afecte a la propiedad.

Morosidad en comunidad de propietarios en Tenerife

Por este motivo, cuando en una comunidad de propietarios se experimenta uno o varios casos de morosidad, esto no solo condiciona su normal funcionamiento, sino que, además, afecta de forma directa a aquellos otros miembros que han cumplido correctamente con sus obligaciones de pago, y que verán limitada su capacidad de acción para acometer todas aquellas actuaciones que garanticen el buen estado de las zonas comunes de sus inmuebles.

Para ayudarle a prevenir posibles casos de morosidad en su comunidad, hoy queremos mostrarte una serie de propuestas que le ayudarán a actuar para reducir el riesgo de que esta práctica acabe afectando al conjunto de propietarios que forman parte de ella:

Buscar la mayor conformidad frente a derramas extraordinarias

Ya que ésta es una de las principales causas de impagos y morosidad en las comunidades de propietarios. En este sentido, cuando se trate en una junta de vecinos la posibilidad de proceder a un gasto extraordinario para la mejora de cualquier aspecto de la comunidad, será conveniente que esta propuesta alcance el mayor consenso posible, analizando otras alternativas que generen un coste más asumible por la totalidad de propietarios.

Tratar de solucionar los casos de impago de una forma dialogada

Más allá de la consideración anterior, si se produce un caso de morosidad en su comunidad será preferible buscar, en primer lugar, una solución amistosa a este problema, contactando directamente, y de forma personal, con el propietario responsable.

En este sentido, en caso de que las causas se deban a una falta de liquidez por su parte, se podrá estudiar el establecimiento de un plan de pagos que facilite la satisfacción de la deuda contraída, que deberá ser ratificado por la junta de propietarios.

Analizar la puesta en marcha de medidas internas

Si, por el contrario, no se observa una predisposición a llevar a un acuerdo por parte del propietario moroso, se podrá estudiar el desarrollo de actuaciones dentro de la comunidad, siempre que estén amparadas por la ley. Así, será posible privarlo temporalmente del derecho de voto en las juntas ordinarias y extraordinarias, aunque siempre se mantendrá su derecho de voz. También se podrá notificar en la convocatoria de asambleas y en las actas de la junta la situación de impago de aquellos propietarios morosos.

Por el contrario, la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal prohíbe su publicación o exposición en el tablón de anuncios o a través de cualquier otro medio, ya que puede suponer una sanción para la comunidad si no se cuenta con su consentimiento de forma expresa o aparece recogido en los estatutos de dicha comunidad de propietarios.

Reclamar vuestros derechos de cobro por la vía judicial

Si se considera agotada la vía amistosa para la reclamación de impagos, será el momento de llevar a la junta de propietarios la posibilidad de emprender acciones legales, que deberán ser presentadas en los 3 meses siguientes desde su acuerdo por mayoría, mediante el inicio de un Proceso Monitorio, contemplado en la Ley de Propiedad Horizontal.

También le puede interesar:

Compartir en redes sociales:

Consultas Jurídicas y Cita Previa - Alvarez Abogados Tenerife