Diferencias Abogado y Procurador

La principal diferencia entre un abogado y un procurador, es que el abogado ejercerá de la defensa de su cliente mientras que el procurador se encargará de representación, poner en orden toda la documentación y notificaciones. Diferencias Abogado y Procurador.

Diferencias Abogado y Procurador

¿Qué es un Abogado?

Podemos definir al Abogado como aquella persona, licenciado en derecho, que ejerce profesionalmente la dirección y defensa de las partes en toda clase de procesos, o el asesoramiento y consejo jurídico.

Un abogado es una persona que se encarga de defender jurídicamente a otra en un juicio teniendo en cuenta los intereses del cliente. Se compromete a prestar diligentemente y con eficacia sus servicios profesionales.

Un abogado es una persona formada en derecho por una carrera universitaria y preparado para poder defender en todos los ámbitos jurídicos a una persona que requiera sus servicios.

Además, también puede asesorar en diferentes ámbitos a su cliente sin llegar a una defensa técnica en juicio, a la vez que participar en acuerdos extrajudiciales que quiere alcanzar su cliente.

¿Qué es un Procurador?

Un procurador es un profesional licenciado en Derecho y especializado en el procedimiento judicial, es decir el derecho procesal. Representa a particulares, empresas o entidades en los juzgados y tribunales. Hacen que el proceso sea mucho más rápido y asegurando una solución más satisfactoria del caso.

Llevan al día todos los documentos necesarios y los pasos que deberá realizar el cliente. Se trata de un intermediario entre juzgado, abogado y cliente.

Por lo que se responsabiliza de la firma de los trámites, citaciones y notificaciones, representando en cada momento al cliente, que a su vez se comunicará con el abogado para dar entrega de estos documentos que sean necesarios para el caso.

Diferencias Abogado y Procurador

El abogado ejerce la defensa del cliente mientras que el procurador lleva la representación, es decir, se encarga de toda la documentación y las notificaciones.

El procurador es el profesional licenciado en derecho cuya función es representar a la parte ante el juzgado, recibe las comunicaciones del juzgado y se las entrega al abogado, y recibe los documentos del abogado y los entrega al juzgado. Se utiliza para agilizar las actuaciones judiciales.

El Abogado, es un profesional encargado de la defensa del cliente, se preocupa de dirigir el modo y la forma (encontrar la mejor estrategia) de la defensa del cliente, redactando la demanda de los derechos e intereses de los representantes, asesorándoles en todo los aspectos de tipo legal y jurídico.

Resumiendo, puede decirse que la figura del Procurador representa y el Abogado asesora y defiende al cliente.

Las dos profesiones son incompatibles entre sí, no pueden intercambiar funciones; es decir que el procurador no puede realizar el interrogatorio de los testigos ni expresar conclusiones; ni el abogado puede suplir la ausencia del procurador en una vista en representación de su cliente.

También le puede interesar:

Compartir:
Facebook
X
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Picture of Alvarez Abogados Tenerife

Alvarez Abogados Tenerife

Abogados Tenerife desde 1954. Abogados El Médano, en Granadilla de Abona, en Tenerife Sur. Nuestra amplia experiencia y formación nos avala. Referencia de la Abogacía en Canarias.