03 Jun 2016

¿Qué hago con mi casa?¿La dejo en herencia o en vida?

¿Qué hago con mi casa?¿La dejo en herencia o en vida?

Heredar cuesta dinero, un importe que se calcula en función de una serie de parámetros, como el parentesco con el fallecido o la ciudad donde vivas.

Donaciones y Herencias

Realizar una donación en vida está bonificado en la mayoría de las Comunidades Autónomas, pero se debe presentar en la declaración de la renta la diferencia entre el valor del bien transmitido en el momento de la donación del valor de adquisición, lo que hace que pueda generar ganancias patrimoniales que tributen en la actualidad entre un 19,5% y un 23,5%.

Seguramente te hayas preguntado alguna vez de si es mejor heredar o dejar los bienes en vida. Estas dudas afloran principalmente cuando se trata de viviendas. A la hora de plantearte dejar la casa a tus hijos, y no saber si conviene hacerles una donación en vida o dejársela e herencia, debes considerar una serie de aspectos. Es preciso que tengas en cuentas los gastos fiscales que supone, las consecuencias jurídicas, dónde vives, etc. Por tanto, a la pregunta, ¿qué es mejor: donar la casa a los hijos en vida o dejársela en herencia? Fintonic ha recopilado las consideraciones que debes tener, los gastos que supone en un caso o en el otro, etc. para que puedas valorar qué hacer.

Si crees que puede haber problemas y/o discusiones entre hijos a la hora de repartir la casa, o quieres ayudar a un hijo con problemas económicos, quizás es buena idea que optes por hacer una donación en vida. Para hacer una donación, es posible realizarla en cualquier momento, no es necesario que tus hijos tengan una determinada edad, ni hay un límite cuantitativo que lo marque. Sin embargo, lo que sí debes tener en cuenta es que conlleva unos costes fiscales que varían según la Comunidad Autónoma donde vivas, porque cada una de ellas tiene una normativa diferente. En líneas generales, una donación suele ser más cara que una herencia, porque el Impuesto de Donaciones y Sucesiones no está bonificado en todas las Comunidades.

Por ejemplo, una persona de 30 años que reciba una donación de 800.000 euros de los padres, pagará un impuesto mayor en Andalucía (208.159 euros) en Asturias (205.920). La carga fiscal más barata será en Canarias (200 euros) y Madrid (2.000).

Diferencias por Comunidades Autónomas

Los hijos que reciban una casa en donación, también deben abonar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y varía también por regiones. Desde el 6% en la Comunidad de Madrid, el 7% de Aragón, pasando por el 8% de Castilla-La Mancha y el 10% de Extremadura. Además, en algunas Comunidades aplican una escala variable dependiendo del valor del inmueble.

Sí se distingue la edad de tu hijo a la hora de bonificarte. De esta manera, si no ha cumplido los 21 años, las ventajas fiscales son mayores. Por el contrario, si ya tiene 21 años o más, tan solo en las Comunidades de Canarias, Madrid, Cantabria, Castilla-La Mancha, La Rioja y Navarra se pueden beneficiar de una bonificación del 95% sobre el impuesto que se aplica a la base imponible, con un límite máximo de reducción de 60.000 euros, o 120.000 euros para los donatarios que tengan un grado de discapacidad igual o superior al 65 %.

Además, a la hora de hacer una donación, el que lo dona o el transmitente también está obligado a pagar un impuesto. Si vas a donar una vivienda, debes saber que es obligatorio reconocer la donación en la declaración de la renta del ejercicio en el que se haya producido, y deberás declarar la diferencia entre el valor del bien que hayas transmitido en el preciso momento de la donación, y el valor de adquisición. Esto se realiza porque pueden generarse ganancias patrimoniales que tributen en la actualidad entre un 19,5% y un 23,5%.

En el caso de la herencia, si se tratase de la vivienda habitual, la normativa aplica una reducción del 95% en la base imponible sobre la que se calcula el impuesto, hasta un importe máximo de 122.606 euros. Además, cada Comunidad Autónoma puede aumentar este porcentaje, modificar el límite o aplicar más bonificaciones. Por ejemplo, en Andalucía se aplica una reducción del 99,9% en lugar que del 95%.

Herencia de otros bienes que no son vivienda

En cambio, a la hora de heredar otros bienes diferentes a la vivienda, los costes son más elevados. Un ejemplo que el Consejo General de Economistas da para entenderlo mejor es el caso de una persona soltera de 30 años, que hereda bienes por valor total de 800.000 euros, y de ellos, 200.000 corresponden a la vivienda. Las Comunidades donde más se pagaría son Andalucía (164.000 euros), Asturias (162.000 euros) y Aragón (155.393 euros). En el lado contrario se encuentran Canarias (134 euros), Cantabria (1.262 euros) y Madrid (1.582 euros). Como ves, la diferencia entre unas y otras es muy significativa. Por otro lado, el heredero también deberá liquidar el impuesto de plusvalía en el Ayuntamiento que le corresponda.

En resumen, y tal y como subraya Ricardo Gulias, intermediario financiero independiente y director general de RN Tu solución hipotecaria, heredar es, en líneas generales, más barato que donar. Pero entran muchos factores en juego como para elegir qué hacer solo en función de ello. Además del tema fiscal, se deben considerar aspectos específicos como, por ejemplo, que en una donación se pueden imponer condiciones, como el cuidado de personas mayores, o que una donación es revocable y una herencia no. Por ello, es importante valorar cada caso detenidamente. Primero, porque no cuesta lo mismo en un sitio que en otro, como te hemos mostrado, y segundo, porque cada circunstancia es diferente y habría que valorarla detenidamente. Por ello, es aconsejable acudir a un experto en caso de dudas.

También se puede valorar la posibilidad de donar la propiedad en vida, pero reservarse el derecho a usar y disfrutar del bien hasta el fallecimiento. Una propuesta más barata y equilibrada.

También le puede interesar:

Compartir en redes sociales: