10 May 2016

Vivienda familiar en divorcio o separación

Vivienda familiar en divorcio o separación

Mi marido después de confesarme que tiene una aventura, no se quiere marchar de casa. ¿Qué puedo hacer? ¿Puedo cambiar la cerradura de la puerta?

Deberá iniciar un procedimiento de separación o divorcio, donde se resolverá acerca del uso de la vivienda familiar. En los procesos de separación o divorcio amistoso serán los cónyuges quienes decidan sobre la vivienda familiar en el llamado convenio regulador, que debe ser aprobado por el Juez. Si por el contrario no media acuerdo entre ambos, será un Juez en el seno de un procedimiento contencioso, quien resolverá sobre el uso de la misma de acuerdo a las reglas previstas en el código civil.

Uso de la vivienda familiar en caso de divorcio o separación

“Artículo 96. En defecto de acuerdo de los cónyuges aprobado por el Juez, el uso de la vivienda familiar y de los objetos de uso ordinario en ella corresponde a los hijos y al cónyuge en cuya compañía queden.

Cuando algunos de los hijos queden en la compañía de uno y los restantes en la del otro, el Juez resolverá lo procedente.

No habiendo hijos, podrá acordarse que el uso de tales bienes, por el tiempo que prudencialmente se fije, corresponda al cónyuge no titular, siempre que, atendidas las circunstancias, lo hicieran aconsejable y su interés fuera el más necesitado de protección.

Para disponer de la vivienda y bienes indicados cuyo uso corresponda al cónyuge no titular se requerirá el consentimiento de ambas partes o, en su caso, autorización judicial.”

También le puede interesar:

Compartir en redes sociales: