15 May 2017

Delitos propiedad industrial

Delitos propiedad industrial

Se entiende por Propiedad Industrial un conjunto de derechos exclusivos que protegen tanto la actividad innovadora manifestada en nuevos productos, nuevos procedimientos o nuevos diseños, como la actividad mercantil, mediante la identificación en exclusiva de productos y servicios ofrecidos en el mercado.

Delitos contra la propiedad industrial

La necesidad de protección es triple:

El registro de una marca otorga a la empresa el derecho exclusivo a impedir que terceros comercialicen productos idénticos o similares con la misma marca o utilizando una marca tan similar que pueda crear confusión. Si la empresa no registra la marca, las inversiones que realice en la comercialización de un producto pueden resultar infructuosas. Además las marcas garantizan que los consumidores distingan los productos.

El diseño industrial añade valor al producto, lo hace más atractivo y llamativo a los clientes y puede incluso convertirse en el principal motivo de compra del producto. Por lo tanto, la protección de los diseños valiosos suele ser una parte fundamental de la estrategia comercial de cualquier diseñador o fabricante.

La protección de las invenciones favorece una sólida posición en el mercado y una ventaja competitiva, aumento de los beneficios y mejor rendimiento de las inversiones, permite ingresos adicionales procedentes de la concesión de una licencia sobre la patente o de su cesión, favorece el acceso a la tecnología mediante la concesión de licencias cruzadas. Si la empresa está interesada en tecnología que es propiedad de otros puede utilizar las patentes de las que es titular la propia empresa para negociar acuerdos de concesión de licencias cruzadas, permite el acceso a nuevos mercados, la reducción de los riesgos de infracción y da una imagen positiva a la empresa.

Protección jurídica en Propiedad Industrial

En nuestro país la normativa relativa a la propiedad industrial se halla fundamentalmente en la Ley de Patentes, la Ley de Marcas, la Ley de Protección jurídica del Diseño Industrial y su reglamento de desarrollo, más muchas otras normas de desarrollo de esta normativa, y también se halla en los preceptos penales que castigan los ataques más graves a los distintos componentes y elementos que integran la propiedad industrial.

En definitiva, pues, la protección de la propiedad industrial es la protección de una manifestación más del derecho de propiedad reconocido en la Constitución Española, y también una forma de proteger el interés del Estado por la promoción de la competencia leal y ordenada en las relaciones comerciales e industriales, como uno de los puntales del desarrollo industrial social y económico y del País.

También le puede interesar:

Compartir en redes sociales: