06 Ago 2015

Morosidad seguirá en máximos en España

Morosidad seguirá en máximos en España

La confianza del consumidor en España, Portugal, Italia e Irlanda está en máximos desde 2007, pero la morosidad de los créditos personales no mejorará de forma significativa, según Moody’s. La agencia de calificación explica que el desempleo continúa en niveles elevadísimos en esos países, especialmente en España, lo que daña la capacidad de pago de los deudores. “Cualquier mejora, además, beneficiará primero a los préstamos hipotecarios, no a los créditos al consumo, en nuestra opinión”.

En España, la confianza de los consumidores alcanzó julio los 105,6 puntos, máximos desde 2004, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Moody’s reconoce que la correlación entre este indicador y la tasa de morosidad es la más elevada de entre los países “de la periferia”.

Así, la mayor caída mensual en el índice de confianza del consumidor tuvo lugar en el verano de 2012. Entonces se juntaron varios factores. Primero, el inicio de las negociaciones en junio para el rescate bancario, que supuso la petición de un crédito de hasta 100.000 millones de euros, de los que finalmente se han utilizado algo más de 40.000. Segundo, el incremento del IVA, que subió el 1 de septiembre. El tipo general se elevó del 18% al 21%. El tipo reducido pasó del 8% al 10%, mientras que el tipo superreducido se quedó en el 4%.Y tercer factor, la supresión de la paga extra para los funcionarios.

Las claves anteriores fueron un buen predictor de la escalada en la tasa de impago. La ratio de morosidad cerró en noviembre de 2012 en el 11,38%, cuando en mayo de ese año había terminado en el 8,96%.

Sin embargo, Moody’s asevera que la caída de la tasa de morosidad no siempre ha sido antecedida por una subida de la confianza de los consumidores. A finales de 2008, por ejemplo, la confianza de los consumidores se disparó, pero la morosidad no mejoró.

“Observamos la misma diferencia, con la confianza de los consumidorse subiendo de manera sostendida desde el tercer trimester de 2012, mientras que la tasa se mantiene en niveles elevados”, añade Moody’s. En mayo, la tasa de morosidad finalizó en el 11,42%, claramente por debajo del máximo del 13,61% que marcó en diciembre de 2013 pero aun así en niveles históricamente altos. “La tasa de paro sigue en niveles alto, por encima del 20%”, sentencia. En concreto, en el 23,37% en el segundo trimestre, según la Encuesta de Población Activa (EPA).

Fuente: Cinco Días

Compartir en redes sociales: