Impugnación acuerdos junta de propietarios

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

La Ley de Propiedad Horizontal regula la organización y funcionamiento de las comunidades de propietarios, así como los derechos y obligaciones de sus miembros. En este contexto, los acuerdos adoptados por la junta de propietarios son una manifestación de la voluntad colectiva de los vecinos, y tienen carácter vinculante.

Impugnación acuerdos junta de propietarios en Tenerife

La propiedad horizontal es un régimen jurídico especial que regula la convivencia en edificios de viviendas o locales. En virtud de este régimen, los propietarios de los inmuebles que integran el edificio forman una comunidad de propietarios, que se rige por una junta de propietarios.

La junta de propietarios es el órgano de gobierno de la comunidad, y es la encargada de adoptar los acuerdos necesarios para la administración del edificio. Estos acuerdos pueden ser impugnados por los propietarios que se consideren afectados por ellos.

Los acuerdos adoptados por la junta de propietarios son vinculantes para todos los propietarios, salvo que se impugnen judicialmente. La impugnación de los acuerdos de la junta es un procedimiento complejo que requiere de la asistencia de un abogado especialista en la materia.

Pautas para impugnar un acuerdo de junta de propietarios

Los propietarios que consideren que un acuerdo adoptado por la junta de propietarios es contrario a la ley, los estatutos de la comunidad o a los intereses de la comunidad, pueden impugnarlo judicialmente. Para impugnar un acuerdo de la junta de propietarios, es necesario cumplir los siguientes requisitos:

Presupuestos de la impugnación

Para que la impugnación de un acuerdo de junta de propietarios sea admitida a trámite, es necesario que se cumplan los siguientes presupuestos:

  • El acuerdo haya sido adoptado por la junta de propietarios de una comunidad de propietarios.
  • Que el acuerdo sea contrario a la ley, a los estatutos de la comunidad o a los intereses legítimos del propietario que impugne el acuerdo.
  • Que el propietario que impugne el acuerdo haya asistido a la junta en la que se adoptó el acuerdo o haya sido notificado del acuerdo en forma legalmente admisible.

Plazo de impugnación

El plazo para impugnar un acuerdo de junta de propietarios es de tres meses desde la fecha en que se adoptó el acuerdo. Este plazo se computa desde el día siguiente a la adopción del acuerdo, o desde el día siguiente a la notificación del acuerdo al propietario que lo impugna, si no asistió a la junta.

Documentación necesaria

La documentación necesaria para impugnar un acuerdo de junta de propietarios es la siguiente:

  • Copia del acuerdo que se impugna.
  • Copia del acta de la junta en la que se adoptó el acuerdo, o copia de la notificación del acuerdo al propietario que lo impugna, si no asistió a la junta.
  • Documentación acreditativa de la legitimación del propietario que impugna el acuerdo.

Procedimiento judicial

La impugnación de un acuerdo de junta de propietarios se tramita como un procedimiento ordinario ante el Juzgado de Primera Instancia del lugar donde se encuentre situada la finca.

La demanda de impugnación debe contener los siguientes elementos:

  • Identificación de las partes.
  • Exposición de los hechos que fundamentan la impugnación.
  • Pretensión del actor.
  • Fundamentación jurídica.

Una vez presentada la demanda, el juzgado citará a las partes a una audiencia previa, en la que se intentará un acuerdo entre las partes. Si no se alcanza un acuerdo, el juzgado dictará sentencia.

Consecuencias de la impugnación

Si la sentencia declara la nulidad del acuerdo impugnado, el acuerdo quedará sin efecto desde su origen. Esto significa que el acuerdo no tendrá nunca validez, y no podrá ser ejecutado por la comunidad de propietarios.

Ante la duda de si un acuerdo de junta de propietarios es contrario a la ley o a los estatutos, es recomendable que el propietario que lo impugne se asesore por un abogado especialista. Un abogado podrá analizar el acuerdo impugnado y orientar al propietario sobre las posibilidades de éxito de la impugnación.

La impugnación de acuerdos de junta de propietarios es un procedimiento complejo que requiere de un asesoramiento jurídico especializado. Ante la duda de si un acuerdo es impugnable, es recomendable que el propietario se asesore por un abogado especialista.

Impugnación acuerdos junta de propietarios en Tenerife

En Alvarez Abogados Tenerife somos expertos en derecho civil, derecho inmobiliario y propiedad horizontal en Tenerife desde 1954. No lo dude y contáctenos ahora mismo sin compromiso accediendo a Consultas Jurídicas y Cita Previa, Videoconsulta o Asesoría Telefónica. Desde El Médano en Granadilla de Abona en Tenerife Sur ofrecemos nuestros servicios en toda la isla de Tenerife. Damos solución a las cuestiones que le preocupan.

También le puede interesar:

Última hora jurídica

Reciba nuestra newsletter de forma gratuita.

Compartir:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Alvarez Abogados Tenerife

Alvarez Abogados Tenerife

Abogados Tenerife desde 1954. Abogados El Médano, Abogados Granadilla de Abona, Tenerife Sur, Islas Canarias. Despacho de Abogados en Tenerife. Amplia Experiencia y formación nos avalan.