09 Dic 2015

Desprendimientos TF-1 generan daños y reclamaciones

Desprendimientos TF-1 generan daños y reclamaciones

Los desprendimientos que se producen en el talud de la autopista del Sur (TF-1) entre los kilómetros 12 y 13 (a la altura de Bajo la Cuesta, pero en sentido a Candelaria) han motivado accidentes de tráfico y daños en vehículos, con las consecuentes reclamaciones al Cabildo como administración responsable del mantenimiento y conservación de la vía en cuestión.

Reclamaciones de Daños y Accidentes de Tráfico

Varios de los afectados han explicado su “inquietud” porque el estado del talud siga siendo el mismo, “a pesar de las quejas y reclamaciones planteadas”. A su juicio, hay una “solución” que ya se aplica en otros puntos de la Isla, como en la subida al mirador de Don Martín, en Güímar. “Consiste en la colocación de una malla de protección y contención de piedras”.

El servicio técnico de Conservación y Explotación del área de Carreteras y Paisaje del Cabildo afirma, en un informe correspondiente a uno de los expedientes abiertos por las referidas reclamaciones, que la Corporación insular ya advirtió, en el acta de recepción de las obras de ampliación de la autopista, “la situación general de los taludes de la citada vía”.

En dicho documento, el Cabildo “dejaba clara la existencia de continuos desprendimientos superficiales y chineo que se acumulaban en las cunetas y que alguno había llegado a sobrepasar los tres carriles y alcanzar la mediana, con el consiguiente riesgo que esto supondría para el tránsito de vehículos. Situación que a día de hoy continúa sin resolverse”.

Entre los afectados reclamantes, hay quien ha comunicado formalmente al Cabildo que “no tomar medidas podría conllevar responsabilidades no solo civiles, sino también penales llegado el caso”.

Una cuestión de competencias

El 28 de enero de 2010 concluyó la construcción del tercer carril de la autopista del Sur desde Santa Cruz hasta el Polígono Industrial Valle de Güímar (Arafo), con 20,4 kilómetros de longitud. El 25 de octubre de ese año comenzaron los trabajos complementarios y el 30 de diciembre de 2013 se realizó el acta de reconocimiento. En la misma se señala que corresponde al Gobierno de Canarias, como administración titular de la carretera, “sustituir las defensas y protecciones dañadas” en todo el tramo.

Fuente: El Día

Compartir en redes sociales:

Consultas jurídicas y cita previa