El delito de usurpación de identidad

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El delito de usurpación de identidad: Suplantación física y digital. La usurpación de identidad es un delito que ha adquirido una mayor relevancia en la era digital, donde la tecnología ha abierto nuevas formas de cometer este tipo de fraude. Tanto en su manifestación física como digital, la suplantación de identidad plantea serias amenazas para la seguridad y la privacidad de las personas.

El delito de usurpación de identidad

En muchos sistemas legales, como en el artículo 401 del Código Penal, se tipifica este delito para proteger a los individuos de los efectos perjudiciales que puede tener la apropiación indebida de la identidad de otra persona.

Características del delito de usurpación de identidad

El delito de usurpación de identidad, como se establece en el artículo 401 del Código Penal, implica la atribución falsa de la identidad de otra persona, con la intención de obtener un beneficio ilegal o perjudicar a la persona cuya identidad se ha suplantado. Las características esenciales de este delito incluyen:

Atribución Falsa de Identidad

Para que se configure el delito de usurpación de identidad, es necesario que el autor atribuya falsamente a sí mismo la identidad de otra persona. Esto puede implicar el uso de nombres, apellidos, números de identificación, fotografías u otros elementos que permitan a los demás creer que el suplantador es realmente la persona a la que está usurpando.

Intención Dolosa

El autor debe actuar con intención dolosa, es decir, debe tener la intención consciente de llevar a cabo la usurpación de identidad. La intención de obtener un beneficio ilegal o de causar daño a la persona cuya identidad se suplanta es un elemento clave en la configuración de este delito.

Obtención de Beneficio o Causar Perjuicio

La usurpación de identidad debe tener como objetivo obtener un beneficio ilícito o causar perjuicio a la persona cuya identidad se está suplantando. Este beneficio puede manifestarse en forma de acceso a cuentas bancarias, obtención de bienes o servicios, evasión de responsabilidades legales, entre otros.

Ejemplos de usurpación de identidad

Suplantación Física

  1. Uso de documentos falsos: Un individuo presenta una identificación falsa con el nombre y la fotografía de otra persona para acceder a un evento o lugar restringido.
  2. Robo de identidad en el lugar de trabajo: Un empleado descontento roba la tarjeta de identificación de otro empleado y la utiliza para ingresar al edificio y acceder a áreas restringidas.

Suplantación Digital

  1. Phishing: Un estafador envía correos electrónicos falsos que parecen ser de una institución financiera legítima, solicitando a los destinatarios que proporcionen sus datos personales y bancarios. Luego, el estafador utiliza esta información para acceder a las cuentas bancarias de las víctimas.
  2. Cuentas falsas en redes sociales: Un individuo crea perfiles falsos en redes sociales utilizando el nombre y las fotos de otra persona. El suplantador puede difamar a la víctima o llevar a cabo actividades ilícitas en línea en su nombre.

El delito de usurpación de identidad: Suplantación física y digital

El artículo 401 del Código Penal tipifica como delito la usurpación del estado civil o de identidad. Esto significa que el Código Penal español, se ha establecido un artículo específico que define y penaliza la acción de atribuirse falsamente el estado civil o la identidad de otra persona con la intención de obtener un beneficio ilegal o causar perjuicio.

La usurpación de identidad, ya sea en su forma física o digital, representa una seria amenaza para la seguridad y privacidad de las personas. Los avances tecnológicos han ampliado las posibilidades de cometer este delito, lo que subraya la importancia de mantenernos vigilantes en cuanto a la protección de nuestros datos personales y la adopción de medidas de seguridad en línea.

La tipificación de este delito en el artículo 401 del Código Penal busca brindar a las víctimas una herramienta legal para enfrentar y prevenir la usurpación de su identidad, y al mismo tiempo, persigue sancionar a aquellos que se dedican a esta actividad delictiva.

En caso de duda, contáctenos desde Consultas Jurídicas y Cita Previa.

También le puede interesar:

Última hora jurídica

Reciba nuestra newsletter de forma gratuita.

Compartir:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Alvarez Abogados Tenerife

Alvarez Abogados Tenerife

Abogados Tenerife desde 1954. Abogados El Médano, Abogados Granadilla de Abona, Tenerife Sur, Islas Canarias. Despacho de Abogados en Tenerife. Amplia Experiencia y formación nos avalan.