30 Nov 2017

Prueba de ADN al padre biológico

Prueba de ADN al padre biológico

Cuente con Abogados de Familia en Tenerife para reclamar la paternidad al padre biológico. Estos son los pasos para reclamar la prueba de ADN al supuesto padre biológico.

Reclamar paternidad padre biológico

La filiación es la declaración de la paternidad y la maternidad de una persona, y generalmente se lleva a cabo en el momento de la inscripción del recién nacido en el Registro Civil. La filiación con respecto a la madre es casi automática, salvo casos excepcionales, la madre acude a un hospital para dar a luz y allí le dan el certificado de nacimiento del bebé en el que indica que ella es la madre. La del padre depende también es automática en el caso de estar casado con la madre, pues se presume directamente que es el padre del hijo de ésta, y en el caso de que no estén casados él puede manifestar voluntariamente ser el padre del recién nacido, produciéndose igualmente su filiación.

No quiere reconocer al bebé

Sin embargo, puede que existan razones para que la filiación de un bebé no quede determinada, por ejemplo si la madre da a luz en su casa y posteriormente abandona al bebé, nadie podrá determinar directamente de quién es hijo y se necesitaría una prueba de ADN para verificar quienes son sus padres. Igualmente, en el caso de que la madre no esté casada, si el supuesto padre no quiere reconocer al bebé no se le puede inscribir como hijo suyo en contra de su voluntad, salvo que se consiga una prueba de paternidad positiva.

Formas legales de reclamarla

La falta de filiación puede mantenerse durante muchos años, incluso nunca descubrirse quienes son los progenitores, pero sí existen formas legales de reclamarla si se tienen sospechas fundadas de ésta. Cómo hemos dicho, la situación que más comúnmente sucede es la de que sí se reconozca quién es la madre, pero el supuesto padre niegue su paternidad. Si se desea fijar ésta debemos seguir un procedimiento que, en realidad es exactamente el mismo que si se diera el caso de que una madre abandonara a su bebé no reconocido pero se tengan sospechas de quién es ella.

Demanda judicial prueba de paternidad

Existen en estos casos dos posibilidades, la de que el presunto padre se preste voluntariamente a realizar el test de paternidad al conocer del embarazo de la madre o del supuesto hijo, y la de que se niegue a realizar el test de forma voluntaria. En el caso de que se niegue a su realización, la única vía para exigirle que se someta a esta prueba es a través de una demanda judicial. Para esto es necesario abogado y procurador.

Lo primero que debemos de saber es que para poder acudir a un juez para reclamar una prueba de paternidad han de tenerse pruebas sólidas que demuestren que existe una posibilidad real de esta paternidad. Por ejemplo, no basta con el testimonio de la madre que diga que una noche se encontró con tal persona, estuvieron juntos y se quedó embarazada. Si esa persona niega categóricamente esa afirmación, al final es la palabra de uno contra el otro y no se podrá obligar al hombre a realizarse una prueba de paternidad.

Procedimiento legal de filiación

El procedimiento para la determinación legal de la filiación está fijado en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, en sus artículos 764 y siguientes, y contiene una serie de especialidades en materia de tanto de inicio del procedimiento como de presentación de pruebas. Al contrario que puede suceder en otros procedimientos, en éste la demanda no se admitirá a trámite por parte del juez sí, como ya hemos mencionado más arriba, no se aporta con ella un principio de prueba de los hechos en los que se funde. Además, otra de las especialidades es que, una vez iniciado el proceso, si el supuesto padre se negara de forma injustificada a realizarse la prueba de paternidad, el juez podrá declarar probada al misma si existen pruebas suficientes.

Demanda y pruebas

Imaginemos el caso más común, María y Pedro son dos personas que mantienen una relación sentimental aunque sin convivencia. Han hecho viajes juntos, han posteado fotos de ambos en las redes sociales y ante los ojos de todo el mundo son pareja. De pronto ella queda embarazada sin querer, él la abandona y niega categóricamente ser el padre del bebé. Tras el nacimiento de Samuel, María decide que no quiere saber nada de Pedro y no se produce la filiación paterna del niño. Cuando Samuel cumple dieciocho años, sabiendo quién es su padre, decide demandarlo presentando junto a la demanda las pruebas de que en el momento de su concepción María y Pedro mantenían públicamente una relación. Tras serle notificada la demanda, Pedro se niega a someterse a prueba alguna de paternidad. En este caso, la sentencia será probablemente favorable a Samuel y declarará la paternidad de Pedro según la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Demanda paternidad en Tenerife

Habida cuenta el hecho de que, salvo sometimiento voluntario a las pruebas genéticas, la exigencia de someterse a ellas requiere siempre de un procedimiento judicial, también se requiere un abogado y un procurador para representar al demandante. Es por esta razón por la que, aunque esperamos que este artículo haya resultado clarificador, en el caso de querer reclamar la paternidad se acuda cuanto antes a un abogado que nos pueda asesorar sobre las pruebas que necesitaremos para poder plantear la demanda y afrontar el procedimiento con éxito.

Fuente: Abogados365

También le puede interesar:

Compartir en redes sociales:

Consultas jurídicas y cita previa