24 Sep 2015

Perfil condenados: treintañero, español y mal conductor

Perfil condenados: treintañero, español y mal conductor

Los robos, lesiones y delitos contra la integridad moral, los más frecuentes entre los menores penados. Treintañero (35,9 años de media), español y autor de un delito contra la seguridad vial.

Robos, lesiones y delitos

Este vuelve a ser el perfil del condenado español, según los datos que ha hecho público este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE) a partir de las sentencias firmes dictadas el año pasado. Los hombres copan el 87,6% de las 218.827 condenas impuestas (un 0,4% menos que en 2013), pero se repite la tendencia de los últimos cuatro años: baja el número de hombres penados (194.596 en 2013 y 191.608 en 2014) y sube el de la mujer (27.219 este año y 25.180 el anterior, un 8,1% más).

Por tipo de delito, los relacionados con el tráfico (96.698) acaparan el 34,8% del total, pero se redujeron un 4,5% respecto a 2013. Le siguen las condenas por lesiones (34.136, un 12,3% del total), los robos (30.815, 11,1%), los quebrantamientos de condena (14.180) y los delitos contra la salud pública (12.581). El 76% de los condenados son de nacionalidad española y, entre los extranjeros, los europeos copan el 35,8% de las condenas.

Los jueces impusieron en 2014 un total de 615.640 penas, de las que la cuarta parte (25,5%) fueron de cárcel. Se impusieron 156.799 penas de prisión. El 92% con una duración de cero a dos años, el límite para que los jueces puedan optar por librar al delincuente de entrar en la cárcel si no cuenta con antecedentes penales. El 35,5% de las condenas de prisión recayeron sobre delitos relativos al patrimonio y al orden socioeconómico, y el 18,5%, sobre delitos relacionados con la seguridad colectiva. Más de la mitad de las penas impuestas fueron privativas de otros derechos, como la inhabilitación especial para el empleo público (18,9% del total).

Menores

Respecto a los menores, durante el año 2014 los jueces dictaron 15.048 condenas firmes contra adolescentes de entre 14 y 17 años, un 2,1% más que el año anterior. El 80,7% fueron varones y el 19,3%, mujeres. Por edad, el grupo de los de 17 años fue el más numeroso (32,2% del total), seguidos del de 16 (28,1%).

La mayoría de los menores condenados es de nacionalidad española (78,2%). Sin embargo, la tasa de menores infractores condenados por cada 1.000 habitantes es casi tres veces superior entre los jóvenes extranjeros (19,3) que entre los españoles (7,5). Analizando el número de infracciones cometidas, dos de cada tres menores condenados cometieron un único delito y uno de cada tres, más de uno.

Por tipo de delito, los de mayor incidencia fueron los robos (39,7% del total), las lesiones (13,5%) y los delitos de tortura y contra la integridad moral (10,2%). Las penas más frecuentes para los menores condenados fueron las de libertad vigilada (39,2% del total), la prestación en beneficio de la comunidad (17,6%) y el internamiento en régimen semiabierto (11,6%).

Compartir en redes sociales: