20 Nov 2015

Víctimas accidente tráfico superan 1.000 muertos

Víctimas accidente tráfico superan 1.000 muertos

De nuevo. Otro año más. Más de 1.000 personas han perdido la vida este 2015 en un accidente de tráfico, según los datos provisionales de la Dirección General de Tráfico (DGT). Las carreteras han dejado 1.003 muertos entre el 1 de enero y el 18 de noviembre, cuatro más que en el mismo periodo del año pasado. “Nos encontramos en un momento complicado para la seguridad vial en España. Cada vez cuesta más reducir el número de siniestros”, recalca la asociación de víctimas DIA, que recuerda cómo en 2014 se produjo el primer incremento de muertos tras una década consecutiva de descensos y cómo, posteriormente, este verano de 2015 cerró con el primer repunte de víctimas desde 2007.

Fallecidos en Accidentes de Tráfico

“Los accidentes de tráfico siguen siendo un problema nacional. Muchos piensan que son cosa del pasado. Pero, todo lo contrario, no podemos olvidar que cerca de cinco personas fallecen cada día en un siniestro“, destaca DIA. El balance de víctimas de 2015 se mueve en los últimos meses en cifras similares a las de 2014. Tras subir los fallecidos un 40% en enero y un 14,5% en febrero de 2015, en comparación con los mismos meses del año anterior; la siniestralidad vial mejoró a partir de marzo y abril, reduciéndose en esas fechas el número de fallecidos. La DGT aseguró que ese cambio responde a la nueva estrategia de control de las carreteras impulsada por Tráfico, que decidió reforzar la vigilancia de las vías secundarias, donde se producen casi el 80% de los muertos. De hecho, hasta allí trasladó todos los radares móviles.

Delitos contra la Seguridad Vial

Pese al aumento de los fallecidos en accidente en 2014, el titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, defiende la política de seguridad vial impulsada por el Gobierno en la presente legislatura. “Nos hemos convertido en un referente en la materia. Los datos son los datos”, aseguró el ministro hace apenas 20 días durante la gala de aniversario de una asociación de víctimas de accidentes de tráfico. En esa cita, el representante del Ejecutivo minimizó que el pasado año se registrase el primer incremento de muertos tras una década consecutiva de descensos. Todo un cambio de tendencia que había denunciado durante meses el sector —automovilistas, víctimas e investigadores—, pero que el Ministerio se había negado a reconocer reiteradamente.

“Pere Navarro dejó el listón muy alto”, reconoció entonces el ministro del Interior. “Pero ese reto lo hemos superado”, continuó de inmediato. “Y no me arrepiento de haberlo relevado por María Seguí”, remachó, sin pronunciar ni una sola palabra sobre el nuevo reglamento de circulación. Este documento, que incluye reducir la velocidad a 80 kilómetros hora en las carreteras secundarias, era una de las apuestas personales de Seguí para la presente legislatura. Y lleva meses en la mesa del Consejo de Ministros, a la espera de obtener el visto bueno del Ejecutivo. “No me enfada que no se apruebe, pero me preocupa”, afirmó Seguí en septiembre, cuando Rajoy ni había puesto fecha para las elecciones. Ahora, los plazos se acaban. Apenas queda un mes para el 20-D.

Compartir en redes sociales: