06 Jul 2016

Europa regula divorcio para proteger menores

Europa regula divorcio para proteger menores

La Comisión Europea propuso ayer nuevas medidas para aumentar la protección de los menores en litigios transfronterizos en materia de responsabilidad parental y en relación con la custodia, el derecho de visita y la sustracción de menores. Las nuevas normas que prepara Europa tienen como objetivo acelerar los procedimientos judiciales y administrativos.

Proteger a los menores ante un divorcio

Además, la Comisión Europea busca aumentar la cooperación judicial entre los Estados para que los menores tengan un marco jurídico seguro, que les permita mantener relaciones con ambos padres. “Cuando las disputas entre padres acaban en procedimientos judiciales de dimensión transfronteriza, la UE tiene la responsabilidad de garantizar que se resuelvan de la forma más armoniosa y eficiente posible”, señaló ayer El vicepresidente primero de la Comisión, Frans Timmermans.

Con la nueva normativa, los plazos aplicables en las distintas fases del procedimiento de restitución de menores estarán limitados a un período máximo de 18 semanas. También, las decisiones relativas a la restitución podrán recurrirse una sola vez, y el juez deberá considerar si en el ínterin debe ser ejecutable una resolución que ordene el retorno del menor.

“Los menores merecen un procedimiento judicial que aclare su situación a la mayor brevedad posible y tenga en cuenta su interés superior”, indicó ayer Vera Jourová, comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de la UE. “Proponemos una actualización de las normas existentes sobre la base de la experiencia práctica adquirida durante los diez últimos años”, añadió.

Escuchar al afectado

Según la Comsión Europea, la nueva normativa garantizará que los niños que estén en condiciones de formarse un juicio propio tengan la oportunidad de expresar su opinión en todos los procedimientos que les afecten. Esto se aplicará en especial a los procesos sobre la custodia y el derecho de visita, y sobre la restitución de menores en caso de que hayan sido sustraídos por uno de los padres.

Además, los asuntos de sustracción parental de menores serán instruidos por un número limitado de tribunales. Así, la Comisión busca que los jueces puedan adquirir la necesaria experiencia.

Con la aprobación del Reglamento, quedará abolido el exequátur, es decir, el procedimiento intermedio necesario para la ejecución de una sentencia en otro país. De este modo, cuando la ejecución aún no haya tenido lugar en el plazo de seis semanas, el tribunal comunicará a la autoridad central requirente del Estado miembro de origen, o al solicitante, los motivos de la no ejecución en su momento. Además, el tribunal que haya dictado el fallo podrá declararla provisionalmente ejecutiva.

Fuente: El Economista

También le puede interesar:

Compartir en redes sociales: