10 Nov 2015

Bancos desoyen las quejas por cláusulas suelo

Bancos desoyen las quejas por cláusulas suelo

La avalancha de sentencias judiciales contrarias a las cláusulas suelo y la amenaza de Bruselas de tomar partido en favor de su abolición no ha disuelto la conflictividad que ocasionan. El Banco de España recibió 7.893 reclamaciones de clientes por tener topado el tipo de interés de sus hipotecas entre enero y septiembre. Y de los 2.953 expedientes finalizados, dio la razón a los hipotecados en 1.695 casos, lo que equivale a validar sus quejas en el 57,4% de los informes resueltos.

Sin embargo, las entidades financieras -a las que apoyó en otro 19,09% de los casos- solo rectificaron en el 32% de las ocasiones o, dicho a la inversa, desoyeron las recomendaciones del Servicio de Conducta de Mercado y Reclamaciones del supervisor en dos de cada tres expedientes favorables al titular de la hipoteca.

Un 48% de los expedientes

La resolución del supervisor no es vinculante, aunque inste su seguimiento como una buena práctica bancaria. Las entidades que las mantienen defienden la legalidad de las mismas, si bien, conminadas a retirarlas por el Gobierno y para evitar un mayor deterioro de imagen, dejaron prácticamente de comercializarlas cuando el Tribunal Supremo anuló las aplicadas por BBVA, Cajamar y Novagalicia (hoy Abanca) por falta de transparencia. Aquel fallo, emitido por el alto Tribunal en 2013, dio mayor carta de naturaleza a las demandas, convirtiendo en legión los ciudadanos que acudieron a los juzgados a reclamar el desblindaje de su tipo de interés.

Las sacaron del catálogo como nuevo producto sin anular las ya comercializadas. Y, bajo este escenario, al Servicio de Reclamaciones del Banco de España llegaron 18.387 quejas en 2013 por topes que han impedido a los titulares de hipotecas beneficiarse del hundimiento del euribor, con ahorros en las cuotas de amortización; y otras 15.579 reclamaciones el pasado año.

Esta condición contractual continúa siendo el mayor foco de conflicto para la banca. Hasta septiembre era el motivo del 48,16% de las 16.387 reclamaciones. Pero la concienciación sobre la necesidad de mejorar una imagen fuertemente deteriorada por las polémicas cláusulas suelo, junto también a las ayudas milmillonarias a cajas, hoy involucradas en incontables investigaciones judiciales, o el daño causado por las preferentes, comienza a variar la situación.

Negociación para pacto

Por ejemplo, las entidades solo hacían suyo y corregían en el 14,2% de los veredictos favorables al cliente el pasado año, la mitad que ahora. Otro indicio de viraje en estrategia es la receptividad a pactar. La simple llegada de las protestas a la ventanilla del supervisor imprime tal efecto disuasorio que 2.231 de los 7.900 expedientes presentados, equivalentes al 28,26%, se resolvieron con acuerdos, frente al 23% en 2014. Todas las entidades con cláusulas suelo han encontrado en la negociación cliente a cliente una vía para resolver el conflicto.

A cambio de desblindarlas imponen un diferencial algo superior o contratar otros productos para mitigar la pérdida de ingresos y exigen al cliente que renuncie a la vía judicial. Tenga en cuenta que muchas entidades bancarias le quitan la cláusula suelo de su hipoteca sin abonar al cliente las cantidades abonadas de más en dicho concepto, para ello solicitan al cliente que firme nuevos documentos renunciando a la vía judicial para la reclamación de dichas cantidades. Aconsejamos siempre que acuda a un abogado especialista y consulte su caso. Caixabank, entidad con el mayor censo de quejas por préstamos heredados de Banca Cívica o Caixa Girona, sorprendió en octubre con la retirada total (200.000 créditos), movimiento secundado por Bankia en sus 30.000 operaciones.

El temor a que el juzgado de lo Mercantil número 11 de Madrid derogue la polémica cláusula en la demanda colectiva presentada contra 31 entidades, y el eventual pronunciamiento contrario del Tribunal de Justicia Europea alienta el reposicionamiento.

Compartir en redes sociales: