26 Oct 2015

Consulta qué va a ocurrir con la cláusula suelo

Consulta qué va a ocurrir con la cláusula suelo

CaixaBank ha eliminado la cláusula suelo del 94% del total de hipotecas con este umbral. Bankia también ha levantado esta cláusula en absolutamente todas sus hipotecas afectadas, que sumaban unas 34.000.

Cláusulas Suelo Caixabank

CaixaBank la ha retirado en unos 200.000 contratos (alrededor del 12,8% de la cartera). La mayoría de estas hipotecas procedía de entidades adquiridas, como Banca Cívica y Caixa Girona, ya que CaixaBank “no había fomentado las cláusulas suelo”, según ha anunciado Gonzalo Cortazar en la presentación de resultados.

Las hipotecas con límite mínimo en Bankia representaban el 3,3% de su cartera a cierre del año pasado, según un documento de la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri enviado a la CNMV. Ni Caja Madrid ni Bancaja disponía de préstamos con esta cláusula. Es decir, los suelos provenían de La Caja de Canarias, Caja de Ávila, Caja Segovia y Caja Rioja. Un portavoz de Bankia ha confirmado que la retirada se ha hecho de forma progresiva.

CaixaBank, por su parte, especifica en su informe que el diferencial de la clientela disminuye 15 puntos básicos, hasta el 2,03%, debido a la reducción de la rentabilidad del crédito de 23 puntos básicos. En esta caída es clave la eliminación de la práctica totalidad de las cláusulas suelo de los préstamos hipotecarios a clientes particulares.

Presión a los competidores

La decisión de estas dos entidades financieras añade presión a sus competidores, que desde la sentencia del Tribunal Supremo de mayo de 2013 están peleando contra viento y marea para mantener viva esa cláusula al menos en algunos contratos. Esta les permite aumentar su margen de intereses, especialmente ahora, con el precio del dinero por los suelos y el euríbor a 12 meses en mínimos, en el entorno del 0,13%. Con este instrumento las entidades financieras se aseguran unos intereses mínimos que oscilan entre el 1,5% en el caso de las menos agresivas y por encima del 4% en los peores casos (para los clientes).

Cajamar, BBVA  y Novagalicia (hoy Abanca) se vieron obligadas a retirarlas de su cartera ante un fallo del Supremo que considera nula esta condición en los casos que no sea transparente. El banco que preside Francisco González anunció en junio de 2013 que retiraba de una vez y para siempre la cláusula a 425.000 hipotecados, a los que además devolvió lo cobrado de más desde mayo de ese año. La cláusula suelo en BBVA fijaba el límite mínimo de intereses en el 2,8%.

Realmente, es difícil saber cuántas hipotecas con cláusula suelo quedan ya, pues no hay un registro. Hace varios años, el Banco de España realizó un estudio que envió a un Senado en el que informaba que más del 30% de las hipotecas constituidas hasta septiembre de 2009 tenía acotaciones a la baja o al alza, es decir, cláusula suelo o techo. De estas, el 72% son las que incorporan, simultáneamente, límites a la subida y la bajada del tipo. Por el contrario, las que sólo limitan la bajada están en el entorno del 15%, y el resto (13%) lo hacen sólo para la subida.

Según este informe, el tipo medio del suelo se situaba en 2009 en el 3,12% mientras que el del techo estaba en 13,56%. Desde la Asociación Hipotecaria explican que, desde entonces no hay estadística de hipotecas con cláusula suelo porque cada vez hay menos.

Banco Sabadell es una de las entidades que siguen teniendo hipotecas con estos límites a la baja. Concretamente, de los 37.541 millones de euros de hipotecas a particulares que tenía el banco a 31 de diciembre de 2014, 14.759 millones de euros, el 39,3%, tiene suelo y, de estos, la mayoría está activado. En el caso de eliminar estas claúsulas, la entidad explica que el impacto negativo en el margen de intereses sería aproximadamente de 187 millones de euros al año.

Durante la presentación de resultados trimestrales de Sabadell, el consejero delegado de la entidad, Jaume Guardiola, ha afirmado que las cláusulas suelo de sus hipotecas, que figuran en el 21% de su cartera total, eran “transparentes”, y que van a seguir como hasta ahora mientras no se haga pública una nueva sentencia en la que son parte demandada y que podría incluir su devolución con retroactividad.

Guardiola ha señalado, además,  que el Tribunal Supremo dijo que eran válidas si eran transparentes, y así lo eran en Banco Sabadell, ya que aparecían en negrita en los contratos, eran leídas por los notarios antes de la firma y los clientes “sabían perfectamente la existencia de las cláusulas y sus consecuencias”.

Banco Popular no cuantifica qué parte de su cartera crediticia cuenta con claúsulas suelo. Sin embargo la entidad afirma que el impacto mensual sería de siete millones de euros netos [en el margen de intereses]. Posteriormente dependería de la evolución del euríbor a un año”. El impacto anual en el margen de intereses rondaría por tanto los 80 millones de euros. Fuentes de la entidad explican que de momento seguirán como hasta ahora y que no las retirarán con carácter general.

En cuanto a Liberbank, la entidad explicaba en junio pasado que a 31 de marzo de 2015  los préstamos hipotecarios a particulares con cláusulas suelo activas tenían un saldo vivo de 3.122 millones de euros, respectivamente. Es decir alrededor de un 12% de la cartera crediticia bruta del grupo. El banco liderado por Cajastur ha defendido su intención de no eliminarlas de manera radical, sino de negociar y analizar cada caso concreto con sus clientes.

En BMN, en torno al 23% de su cartera crediticia tiene suelo, aunque asegura en un documento enviado a la CNMV que negocia caso a caso en caso de reclamación.

Macrocausa

El sector financiero estima que antes de fin de año se conocerá el resultado. El proceso agrupa a afectados por la cláusula suelo de la práctica totalidad de entidades financieras. En medio del proceso de consolidación del sector (con fusiones y especialmente absorciones), las más de 100 entidades afectadas se han convertido en unas tres decenas.

Unicaja opta por llegar a acuerdos con los clientes. A 30 de junio de 2013, los últimod datos oficiales, aproximadamente el 25% del crédito a la clientela de Unicaja Banco está constituido por préstamos hipotecarios concedidos a consumidores a tipo de interés variable con cláusulas suelo activas.

Ibercaja informa a la CNMV que a cierre de marzo el saldo vivo  de préstamos concedidos con cláusulas suelo era de 2.960 millones de euros, equivalente a 8,3% del total de la cartera crediticia.

Ni Bankinter ni Santander cuentan con estas cláusulas en las hipotecas.

Desenlaces

El sector estima cuatro escenarios. El primero, y más probable, según las fuentes consultadas, es que se decrete la nulidad de la cláusula suelo en esos contratos y la devolución de los importes cobrados de más hasta la famosa sentencia del Supremo. El segundo, que se elimine de los contratos sin efecto retroactivo. El tercero, que se anule y además se obligue a las entidades a reintegrar los importes sin límite de retroactividad. Esta posibilidad sería la más dañina para las entidades financieras, pues afectaría de forma más que significativa sus cuentas de resultados. Eso sí, es la más improbable de todas.

En estos tres escenarios existe la posibilidad de que en la sentencia se incluya una recomendación de retirar la cláusula no solo de los 15.000 personados en la causa, sino la de todos los clientes. De nuevo, obligaría a mover ficha y tocaría la cuenta de resultados de todo el sector financiero.

El desenlace más improbable es que la jueza encargada de dictar el fallo decida no tomar ninguna decisión. Las entidades financieras en todo caso tendrán siempre la posibilidad de recurrir la sentencia, pues esta proviene de un juzgado de primera instancia.

También le puede interesar:

Compartir en redes sociales: