09 Sep 2015

Tasa litigiosidad sigue siendo la más alta de Unión Europea

Tasa litigiosidad sigue siendo la más alta de Unión Europea

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, ha pronunciado el discurso inaugural.

Litigiosidad en España

Durante su intervención, Carlos Lesmes, ha defendido la plena independencia de la actuación de los jueces en la lucha contra la corrupción.

Durante el acto de apertura del Año Judicial, presidido por el Rey en la sede del Tribunal Supremo, Lesmes ha asegurado que el único criterio rector que siguen los jueces españoles es “el que la propia Ley establece” y ha recordado que la independencia judicial “no es un privilegio del juez, sino una garantía para el ciudadano”.

El presidente del Poder Judicial ha dicho también que los jueces están obligados a garantizar que la Ley sea respetada y que esta premisa constituye “una condición existencial de la propia democracia”.

En su discurso, pronunciado en el Salón de Plenos del Supremo, el presidente del alto tribunal ha afirmado asimismo que la defensa de la Ley “exige también respuestas responsables frente al drama de los refugiados y de la inmigración, eficiencia en la lucha contra la violencia de género y en la protección de la infancia y, en general, una extraordinaria firmeza frente a una criminalidad”.

Justicia

Carlos Lesmes ha recordado que, con una media de 185 asuntos por cada mil habitantes, la tasa de litigiosidad en España sigue siendo la más alta de la Unión Europea, y ha añadido que muchos órganos judiciales soportan cargas excesivas de trabajo.

Pese a ello, y a que el número de jueces por habitante sigue estando por debajo de la media europea, los Juzgados y Tribunales españoles resuelven cada año más asuntos de los que ingresan y lo hacen, además, en menos tiempo, motivo por el que el presidente del TS y del CGPJ ha elogiado el trabajo de los profesionales y ha expresado su reconocimiento.

El Tribunal Supremo del siglo XXI

La parte central del discurso ha estado dedicada a las señas de identidad del Tribunal Supremo del siglo XXI y a enfatizar el cometido de este órgano judicial como máxima garantía de la Ley en su triple dimensión de unificar la interpretación del ordenamiento jurídico, impulsar su evolución y proteger la Constitución.

El presidente del TS y del CGPJ ha destacado la importancia que cobra el recurso de casación después de las recientes reformas legislativas, especialmente en los órdenes civil, contencioso-administrativo y social.

La admisión o no a trámite de un recurso a través de criterios fundamentados en la existencia o ausencia de interés casacional, ha dicho Lesmes, “reforzará, sin duda, esa labor vital para el cumplimiento de la misión de unificación del ordenamiento jurídicos que corresponde al Supremo sin merma del derecho de acceso a los recursos”.

Por último, el presidente del Poder Judicial ha abogado por “cultivar la confianza del ciudadano” mediante la transparencia y el rigor en la difusión de información.

Compartir en redes sociales: