27 Ago 2015

2.000 mujeres en Canarias están en peligro por violencia de género

2.000 mujeres en Canarias están en peligro por violencia de género

Aunque en términos absolutos las cifras han experimentado un ligerísimo descenso en el último año, lo cierto es que Canarias continúa siendo una de las comunidades autónomas con más denuncias, órdenes de protección y víctimas de violencia machista. De hecho, según los últimos datos publicados por el Ministerio del Interior, el Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (Sistema VioGén), de la Secretaría de Estado de Seguridad, establece un total de 4.140 casos activos en el Archipiélago, de los que 1.994 (cerca del 50%) presentan algún tipo de riesgo.

Violencia de Género en Canarias

De estos últimos, Interior establece 159 en los que existe un nivel medio y alto de riesgo, según la valoración policial y las consiguientes medidas de protección que tienen fijadas. En este sentido, desde el Ministerio explican que un caso activo “es aquel que es objeto de atención policial, siendo el nivel de riesgo establecido según el momento y las circunstancias que lo rodeen”. Así, para las mujeres con nivel de riesgo “apreciado” (bajo, medio, alto o extremo) las medidas policiales de protección van aumentando en intensidad según se incrementa el nivel de riesgo.

Según los datos del citado Sistema Viogén (a fecha 31 de mayo de 2015), en las Islas hay un total de 27.771 casos, de los que 18.606 están “inactivos”, es decir, que por determinadas circunstancias se considera que, temporalmente, no es preciso que sean objeto de atención policial, aunque “pueden reactivarse en cualquier momento”. Además, otras 20 mujeres están “en espera”, o lo que es lo mismo, “tienen pendiente realizar alguna actuación o completar algún tipo de información”. El sistema confirma igualmente que 5.005 casos en el Archipiélago están en situación de “baja”, ya que existe una sentencia absolutoria firme del interesado; un auto de sobreseimiento libre del imputado o procesado; o una sentencia condenatoria que se haya ejecutado y haya transcurrido el plazo legal para la cancelación de antecedentes.

El Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior se puso en funcionamiento el 26 de julio del 2007 con el objetivo de aglutinar a las diferentes instituciones públicas que tienen competencias en materia de violencia machista; para integrar también toda la información de interés que se estime necesaria; hacer predicción del riesgo y, atendiendo al nivel del mismo, realizar seguimiento y protección a las víctimas en todo el territorio nacional, efectuando una labor preventiva, emitiendo avisos, alertas y alarmas cuando se detecte alguna incidencia o acontecimiento que pueda poner en peligro la integridad de la víctima.

Los casos incluidos en el sistema contienen toda la información que relaciona a una víctima con un único agresor. De esta manera, si una mujer, a lo largo del tiempo, es víctima de violencia de género por más de un agresor, el sistema establecerá un caso distinto por cada uno de los diferentes agresores determinados.

En 2017 habrá en España 3 millones de maltratadores

Un estudio realizado por matemáticos de la Universitat Politécnica de Valencia (UPV) sobre la propagación de la violencia machista en España concluye que en el año 2017 cerca de tres millones de hombres de entre 16 y 74 años de edad habrán sido en algún momento de su vida agresores físicos contra su pareja. El informe, elaborado por el Instituto de Matemática Multidisciplinar de la UPV, con la colaboración de dos profesoras de psicosociología de la Universidad de las Islas Baleares, consiste en simular un modelo de propagación de la violencia de género en nuestro país en el periodo 2012-2017. Los investigadores, que para realizar el estudio se han basado en la modelización dinámica a través de ecuaciones en diferencias, clasificaron la población masculina que reside en España en cuatro categorías o subpoblaciones en base al grado de machismo. En la primera de ellas incluyeron al hombre igualitario, aquel libre de cualquier tipo de comportamiento machista, y en la segunda al varón con comportamientos machistas de baja intensidad. En la tercera categoría, al agresor psicológico, aquel con comportamientos de control hacia sus parejas; y por último, al agresor físico, categoría en la que también se engloba a los agresores sexuales.

Compartir en redes sociales: