29 Jul 2015

Precios seguro coche pueden empezar a subir

Precios seguro coche pueden empezar a subir

El negocio de los seguros de automóviles vive un momento agridulce. Por una parte, la línea de ingresos más importante de las aseguradoras españolas vuelve a crecer: por primera vez desde 2007 el primer semestre cierra con un incremento en las primas facturadas. El reverso de la moneda es el aumento de la siniestralidad que, unida a la prolongada guerra de precios, hace peligrar la rentabilidad de este segmento. Según los últimos datos del sector, este ramo ha entrado ya en números rojos.

Incrementos de indemnizaciones en accidentes

La métrica que utilizan las aseguradoras para valorar el desempeño de esta línea de negocio es el ratio combinado. Este cociente compara el dinero ingresado al vender pólizas, con los gastos de explotación y las indemnizaciones abonadas por los accidentes. Si el ratio está por debajo del 100%, todo va bien (un cociente del 85% quiere decir que por cada 100 euros que la compañía factura en pólizas, destina a gastos solo 85 euros, con lo que quedarían 15 euros de margen). Si el ratio combinado supera el 100%… mala señal.

En Reino Unido o Italia, los seguros de automóviles llevan años instalados por encima del 100%, lo que implica que los grupos aseguradores no ganan dinero con este tipo de negocio, y simplemente lo utilizan como gancho para captar clientes y venderles otro tipo de pólizas.

En España, en cambio, el ratio combinado siempre había estado por debajo del 100%. Hasta ahora. La eficiencia a la hora de gestionar siniestros, los acuerdos de colaboración con talleres, la cooperación de las compañías para facilitar los arreglos amistosos cuando hay un accidente, y la fijación de un baremo fijo para las compensaciones que reciben las víctimas de siniestros de tráfico…. han creado un ecosistema muy propicio, que ha permitido a las entidades mantener los beneficios, a pesar de las fuertes caídas de ingresos registradas durante la crisis económica (del 20%, en los últimos siete años).

Para adaptarse a un mercado menguante, las aseguradoras entraron en una guerra de precios que hizo caer con fuerza la prima media, y llevó a los clientes a prescindir de coberturas para contratar las modalidades más básicas. La fórmula ha funcionado porque con la crisis económica cayó con fuerza el uso de vehículos a motor (desde las furgonetas a los turismos particulares). Pero con la recuperación económica las tornas están cambiando.

De acuerdo con los últimos datos facilitados por ICEA (un instituto de estudios en el que participan las principales aseguradoras que operan en España), el ratio combinado en el ramo de automóviles cerró en marzo en el 102,14% (lo que implica que el sector está gastando en seguros de autos más de lo que ingresa).

Mapfre ve “insostenible” la situación

Uno de los primeros en llamar la atención sobre este problema ha sido el presidente de Mapfre, Antonio Huertas. La semana pasada, el directivo calificó de “insostenible” que el ramo asegurador de autos pierda dinero.

Durante la presentación trimestral de resultados explicó que este sector atraviesa una situación “crítica”porque se gasta más de lo que ingresa, una situación que se agravará a partir del año que viene, cuando las indemnizaciones que se pagan a las víctimas de accidentes de tráfico aumenten un 15% de media por la entrada en vigor del nuevo baremo. “El mercado tendrá que actuar, tendrá que reaccionar, y empezar a subir las tarifas”, apuntó. También jugará en contra la mayor utilización de vehículos.

En el caso de Mapfre, la aseguradora puede afrontar con tranquilidad este escenario, porque su ratio combinado es 3,6 puntos inferior al de la media del sector (98,5%, excluyendo a su filial de seguro directo, Verti, que aún está en fase de consolidación).

Otra de las voces que se han escuchado alertando sobre el deterioro del ratio combinado en autos es la de Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña. A su juicio, las compañías que superen el 100% de forma prolongada pueden acabar incurriendo en pérdidas. Esta aseguradora también presenta un ratio combinado por debajo de este nivel (94,5% al cierre de 2014), y tiene músculo financiero para poder aguantar un tiempo sin aumentar las tarifas, algo que otros rivales no pueden decir.

Compartir en redes sociales: