20 Jul 2015

Hipotecas, cada vez más baratas

Hipotecas, cada vez más baratas

2015 va camino de convertirse en el mejor año para el mercado hipotecario desde que se produjera el pinchazo de la burbuja inmobiliaria en 2007. Este segmento del negocio crediticio está recibiendo un fuerte espaldarazo por parte de los propios bancos que, junto a la apuesta firme por los créditos al consumo, suponen la fórmula elegida por el sector para conseguir ganar margen. “El entorno actual de bajos tipos de interés y la creciente oferta de crédito favorece el acceso a la financiación en unas condiciones de esfuerzo financiero óptimas”, explica Irene Peña, de la Asociación Hipotecaria Española (AHE). La experta matiza, sin embargo, que hay que tener siempre presente un escenario de subida de tipos de interés. “Cada hogar debe evaluar, junto con la entidad financiera, su capacidad de pago en ese nuevo escenario para evitar situaciones de estrés a futuro”.

Hipotecas sin cláusulas suelo ni cláusulas abusivas

Con la vista puesta en la recuperación, los escaparates de las entidades financieras cada vez están más repletos de ofertas para la compra de vivienda, en lo que se ha convertido en una fuerte y constante campaña con diferenciales en las hipotecas a tipo variable bajando a plomo. Hace apenas un año, las entidades habían entrado en una guerra por ofrecer diferenciales entorno al 2%. Hoy, la mayoría de las ofertas más competitivas están ya más cerca del 1% que del 2%. Además, se mantienen las exigencias para obtener estos tipos tan competitivos en los mismos niveles que doce meses antes. Es decir, los bancos siguen exigiendo máxima vinculación al cliente como fórmula para lograr fidelizar a los más solventes.

Aunque en los diferenciales y en el número de productos a contratar es donde se encuentran más diferencias en las ofertas hipotecarias, los ingresos mínimos exigidos suelen ser los mismos en casi todas las entidades: alrededor de 1.500 euros, si es un único titular y entre 2.000 y 3.000, si ya son dos los que solicitan la hipoteca.

Tipo variable

Kutxabank y Liberbank se disputan el honor de ofrecer el diferencial más bajo del mercado: 1% y 0,99%, respectivamente. La diferencia está en la vinculación exigida en cada caso.

La caja vasca cumple la norma no escrita de a mayor vinculación, menos tipo de interés. Para disfrutar del tipo de interés reducido es necesario domiciliar la nómina (al menos, 3.000 euros), hacer uso de las tarjetas (3.600 euros anuales), contratar el seguros de hogar con la cobertura de continente de 61.287 euros y de contenido de 24.514 euros y el seguro de vida y realizar aportaciones al plan de pensiones de, al menos, 2.000 euros al año.

En mayo Liberbank mejoró las condiciones de su hipoteca a tipo variable para la red de expansión. O sea, fuera de sus territorios naturales de Asturias, Cantabria, Extremadura y Castilla La Mancha. La Hipoteca Ahora SIN se puede contratar al 1,95% de interés durante los primeros 18 meses. El resto de la vida del préstamo, con un interés variable referenciado al euríbor más 0,99%. Sin gastos de apertura ni de estudio, este préstamo está vinculado a la cuenta SIN de la entidad. En Liberbank solo se exige la domiciliación de una nómina mensual, la contratación de un seguro multirriesgo para el hogar y de un seguro de vida vinculado al préstamo, la contratación por parte de todos los titulares del préstamo de, al menos, una tarjeta de crédito emitida por Liberbank o CCM-Banco de Castilla-La Mancha y la realización de compras con las mismas por un importe superior a 1.500 euros por año.

Uno de los más afamados es Banco Santander.La entidad comercializa la Nueva Hipoteca Santander que desde principios de año ha rebajado en tres ocasiones el diferencial aplicado al euríbor. Empezó ofreciendo el 1,79%, posteriormente lo recortó al 1,69%, después lo rebajó hasta situarlo en el 1,49% y hace escasas semanas lo ha recortado hasta el 1,25%, aunque en el primer año se exigirá un tipo fijo del 2%. Para disfrutar de estas condiciones, la vinculación es un apartado importante. Así, a la domiciliación de la nómina o pensión por importe de 2.000 euros hay que sumarle la domiciliación de tres recibos, el realizar tres usos trimestrales con la tarjeta de crédito o débito Santander y el contratar el seguro de hogar y vida.

En el entorno del 1,5%, hay algunas ofertas. BankiaBankinter o Ibercaja ofrecen estos diferenciales. Por debajo del 1,5% se encuentran también la Hipoteca Naranja de ING (euríbor más 1,29%, rebajada recientemente), la Hipoteca Uno-e (euríbor más 1,3%) y la Hipoteca DB, de Deutsche Bank, con un diferencial del 1,39%. BBVA, con un 1,25%, es otra de las entidades que ha revisado a la baja el diferencial.

Todas ellas, durante el primer año, mantienen el tipo de interés ligeramente por encima del que aplicarán después. Por ejemplo, la Hipoteca Premium de Banco Popular, durante el primer año, tiene un tipo fijo del 2,4%.

Tipo fijo

Después de años en los que estos productos habían desaparecido de la oferta de los bancos, ahora son varias las entidades que sucumben a esta corriente. La mayoría tienen una hipoteca a tipo fijo. Sabadell, Bankia, Ibercaja y Kutxabank son algunas de las entidades que empezaron ofertando estos préstamos hace unos meses con tipos que nada tienen que ver con el 5% o el 6% que se ofrecían en el mercado hace varios años. En la actualidad, están entre el 2,05% de Bankinter –anunciado esta semana– y el 4,25% de Unicaja. A plazos más largos, la hipoteca se encarece. De hecho, muchas entidades tienen dos o incluso tres plazos del mismo producto en función de los años que eliga el cliente para devolver el préstamo. Banco Sabadell cobra un 3,25% si la hipoteca es a 30 años y un 2,9% si es a 20 años, por ejemplo.

Compartir en redes sociales: