27 Nov 2013

¿Quién cumple la ley de cookies?

¿Quién cumple la ley de cookies?

¿Quién no ha oído hablar a día de hoy alguna vez de las cookies?, ¿y de la nueva normativa que las regula y las consecuencias que para los prestadores de servicios puede acarrear su incumplimiento? En todo caso, ¿sabemos qué prestadores de servicios están cumpliendo actualmente con la ley de Cookies?

Ley de Cookies

En primer lugar señalar que cuando hablamos de cookies nos estamos refiriendo a aquellas herramientas que se descargan en nuestros ordenadores y cuyo fin es conseguir información sobre los hábitos de navegación del usuario para utilizar dichos datos con fines comerciales. De ahí, su importancia y que desde la entrada en vigor el pasado 1 de abril de 2012 en España de la que comúnmente se conoce como ley de Cookies a través de la trasposición de la Directiva Europea relativa al tratamiento de los datos personales y a la protección de la intimidad en el sector de las comunicaciones electrónicas, las cookies y la normativa que las regula no hayan dejado de ser actualidad en el sector de las comunicaciones electrónicas.

Prestadores de servicios

Sin embargo, la forma en la que la Ley de Cookies regula cómo deben llevar a cabo los prestadores de servicios la instalación de cookies, no puede ser más parca y limitada, ya que lo único que se indica en ésta Ley es que los prestadores de servicios deben ofrecer a los usuarios, antes de que las cookies se instalen en sus ordenadores y con la finalidad de obtener su consentimiento, información clara y completa sobre la finalidad de las cookies. Es decir, esta Ley no especifica qué tipo de información es la que debe darse al usuario y en qué forma debe éste prestar su consentimiento. De ahí, que no sólo la mayoría de los prestadores de servicios desconozcan a día de hoy si están implementando las políticas adecuadas para respetar la ley de Cookies o no, sino también que incluso muchos de ellos lleguen a plantearse si tienen que obtener realmente el consentimiento de los usuarios para la utilización de las cookies.

Identificar el tipo de cookies

La realidad es que no les falta razón a estos prestadores de servicios para verse acechados por estas dudas, ya que la ley de cookies exceptúa del cumplimiento de las anteriores obligaciones de información a aquellos prestadores de servicios que utilizan cookies de entrada del usuario, de autenticación, de seguridad, de reproductor multimedia, de personalización de la interfaz, etc. Por lo tanto, lo primero que los prestadores de servicios deben realizar es identificar el tipo de cookies que están instalando o utilizando, conocer si son cookies propias o de terceros, de sesión o permanentes, así como cuál es su función para saber si se encuentran dentro del ámbito de aplicación de la ley de cookies o no.

Ámbito de aplicación de la ley

Una vez realizado este ejercicio y en el caso de que los prestadores de servicios concluyan que las cookies que están instalando se encuentran dentro del ámbito de aplicación de la ley de cookies, la problemática surge respecto a cuáles son las políticas que estos prestadores de servicios deben implementar, ya que tal y como adelantábamos la ley de cookies no las define, ni concreta y todavía no existen resoluciones de los tribunales a este respecto.

Página web

Fruto de esta falta de regulación, nos encontramos con que actualmente la mayoría de las empresas se limitan a utilizar una política de cookies consistente en la instalación de una barra de encabezamiento en la parte superior o inferior de sus webs –que aparece única y exclusivamente en la primera visita a la web -con el objetivo de comunicar al usuario que dicha página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar el servicio, señalando a su vez, que entienden que el usuario presta su consentimiento por el simple hecho de seguir navegando por su web. Es decir, la mayoría de los prestadores de servicios se limitan a obtener el consentimiento de los usuarios de forma tácita, sin antes haberles informado adecuadamente y con claridad, lo que implica que la mayoría de los usuarios habrán dado su consentimiento sin ser conscientes de ello, ya que en muchos casos ni siquiera habrán observado tal advertencia, la cual recordemos, aparece una sola vez.

Información visible

A la vista de esta situación, entendemos que es complicado afirmar que dichos prestadores de servicios están cumplimiento con la ley de cookies, ya que no sólo no han informado convenientemente al usuario, facilitándole información visible y accesible sobre las cookies, sino que incluso podría entenderse que le han robado el consentimiento, ya que el usuario no ha tenido que hacer “un click” para que la web correspondiente pudiese obtener su consentimiento. Hecho este, que no deja de resultar sorprendente, máximo cuando informar a los usuarios y obtener su consentimiento no es algo nuevo en internet y la mayor parte de las webs saben qué métodos utilizar para atraer la atención de los usuarios hacia una determinada información.

También le puede interesar:

Compartir en redes sociales:

Consultas jurídicas y cita previa